Cargas administrativas al cambiar de nombre un coche

A la hora de adquirir o vender un vehículo, son muchas las dudas en referencia al “papeleo” administrativo y las posibles cargas que puede tener al cambiar la titularidad del coche.

Revisar las posibles cargas administrativas es parte de la tarea, y mucha gente desconoce los documentos esenciales que se deben tener en cuenta cuando se transfiere un vehículo o se cambia la titularidad. 

Hoy te contamos todas las posibles cargas de un coche que debemos tener en cuenta antes de adquirirlo o venderlo y cómo solucionarlo si hubiera alguna irregularidad a la hora de cambiar la titularidad del coche.

¿Qué es una reserva de dominio?

La reserva de dominio es un término con el que no solemos estar familiarizados, pero es un aspecto fundamental que debemos tener en cuenta de cara a conocer las posibles cargas administrativas cuando se transfiere un coche.

Para hacerlo simple, podríamos decir que la reserva de dominio es una cláusula que existe en el contrato de compraventa de un coche financiado que no se ha terminado de pagar.

Esta cláusula se mantiene hasta que se termine de abonar todos los plazos íntegramente aunque se puede liquidar de un sólo pago.

La reserva de dominio surge como garantía para evitar la venta de un coche antes de que se haya pagado en su totalidad.

Una vez realizado el pago del vehículo a la financiera, es necesario que se realice la cancelación de la reserva de dominio. Habitualmente las entidades financieras tardan entre 30 y 45 días en hacer efectivo el levantamiento de la carga.

Una vez realizado, envían una carta confirmando el levantamiento al propietario del vehículo que deberá acudir al Registro de Bienes Muebles para asegurarse de que se hace efectivo.

Concluido este paso, Tráfico es notificado y elimina la carga administrativa que impide la transferencia del coche.

Por otra parte en Flexicar nos encargamos de todos los trámites a la hora de comprar o vender tu coche y aunque tenemos algunos coches con reserva de dominio en vigencia nosotros seremos los responsables de ocuparnos de todas las gestiones y a veces es sólo cuestión de tiempo que esta carga esté en regla.

IVTM Impuesto de vehículos de Tracción Mecánica

Aunque actualmente el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, también conocido por sus siglas IVTM, no es uno de los documentos obligatorios que debemos llevar en el coche, lo cierto es que es una de las cargas más comunes y más ignoradas por los conductores.

Este impuesto es obligatorio para todas aquellas personas que posean un vehículo a motor que  transite por la vía pública, y de hecho, no tenerlo en vigor constituye un impedimento para poder realizar el cambio de nombre del coche.

Cuando se solicita a Tráfico un informe de un vehículo, en él consta si pesa sobre él alguna carga administrativa como el impago del Impuesto de Circulación.

Para poder suprimir esta carga sólo hay que abonar el importe correspondiente a tu ayuntamiento.

Para saber si mi coche es “apto”, debe estar debidamente registrado en los servicios públicos correspondientes o tener un permiso de circulación provisional o una matrícula turística. 

Es importante tener en cuenta que este impuesto no está sujeto a los vehículos que, aún estando de baja por antigüedad, se les permite circular en eventos como exhibiciones o carreras, así como los remolques y semirremolques arrastrados cuya carga no sea superior a los 750 kilogramos.

Para poder realizar el trámite correctamente, el titular debe abonar los costes, que cambian según el modelo o el municipio en el que la persona se encuentre empadronada. Además, el municipio donde se tramite este pago debe coincidir con su dirección fiscal y con el lugar de empadronamiento del titular. Si por cualquier motivo nos vemos obligados a mudarnos, la DGT nos da un plazo de 15 días para poder solicitar el cambio de domicilio fiscal de nuestro vehículo de forma gratuita.

Por otra parte, existen casos en los que podemos estar exentos de pagar el IVTM:

  1. Si nuestro vehículo es oficial del Estado o representa una figura diplomática o un funcionario o agente consular.
  2. Los vehículos adscritos a organismos internacionales con sede en España. De la misma forma aquellos que acrediten un convenio internacional también estarán exentos.
  3. Los vehículos matriculados a nombre de personas minusválidas o adaptados a personas de movilidad reducida. 
  4. Los vehículos de transporte público como autobuses o microbuses, siempre y cuando tengan mas de 9 plazas.
  5. Tractores, remolques, semirremolques, y aquellos relacionados con la actividad Agrícola.

También podemos disfrutar de bonificaciones, siempre y cuando se de alguno de estos casos:

  1. Según la clase de carburante y el motor, de hasta el 75%
  2. Coches con una antigüedad mínima de 25 años, del 100%
  3. Coches matriculados en Ceuta o Melilla, del 50%.

El responsable de realizar el pago de este impuesto siempre será la persona que tenga en propiedad el coche a día 1 de enero. 

Si por ejemplo lo adquiriéramos en febrero de ese mismo año y no estuviera pagado, sería la persona que nos lo ha vendido la responsable de efectuar el pago.

¿Exención de impuestos al transferir un coche?

En el caso de que se quiera cambiar la titularidad de un vehículo con algún tipo de exención de impuestos, no se podrá efectuar el cambio de nombre hasta haber notificado que el coche ya no gozará de este tipo de ventajas fiscales y se deberá abonar el importe antes del final de la transferencia.

¿Se puede transferir un coche sin ITV (Inspección Técnica de Vehículos)?

Si te estás preguntando si es posible transferir un coche que no cumpla la normativa ITV, la respuesta es un rotundo sí. Pero para que el comprador pueda circular con su nuevo coche tendrá que pasar la ITV lo antes posible ya que no se le podrá otorgar el nuevo Permiso de Circulación hasta acreditar que el coche es apto para circular.

Por supuesto si compras un coche con Flexicar no tendrás que preocuparte por ninguno de estos trámites.

¿Se puede transferir un coche con multas?

 

Actualmente Tráfico impide cambiar de nombre un coche que tenga cuatro o más sanciones firmes vía administrativa de carácter Grave o Muy Grave.

En el caso de que se dé esta situación, en el informe de la DGT, el vehículo aparecerá con restricciones o denegatorias y por tanto no se podrá realizar la transferencia del vehículo.

No obstante en el caso de que las sanciones no sean graves, debemos aclarar que las posibles multas no recaerán sobre el nuevo propietario.

Atención telefónica:
91 060 52 22
Lu a Sa: de 9:00 a 20:30h.
Do: de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:30h.