¿Qué son los coches de hidrógeno o de pila de combustible?

Seguro que en los últimos meses has oído hablar sobre los coches de hidrógeno o pila de combustible como una de las alternativas de movilidad más sostenibles y eficientes para el futuro.

A lo largo de este artículo intentaremos desvelar cómo funcionan los coches de hidrógeno, cuánto cuestan y si realmente los coches de pila de combustible son tan sostenibles como prometen.

¿Qué es un coche de hidrógeno?

Los coches de hidrógeno son aquellos automóviles que son impulsados mediante energía eléctrica, pero a diferencia de los coches eléctricos, su pila de combustible no se recarga mediante un enchufe si no que se impulsa mediante tanques de hidrógeno que al entrar en contacto con oxígeno generan la propulsión del vehículo.

Este proceso electroquímico de mezclar oxígeno e hidrógeno en la pila de combustible genera energía eléctrica para propulsar el coche y en vez de emisiones contaminantes, expulsa vapor de agua que a través del tubo de escape, reduciendo las emisiones de gases contaminantes a 0.

¿Qué es un coche de hidrógeno?
¿Qué es un coche de hidrógeno?

¿Cómo funcionan los coches de hidrógeno?

Aunque ya hemos mencionado brevemente como es el funcionamiento de este tipo de coches, el procedimiento exacto de los coches de hidrógeno sería el siguiente:

1. Los tanques de hidrógeno que disponen este tipo de motorizaciones suministran el gas a la pila de combustible

2. En la pila de combustible además de inyectar hidrógeno, se mezcla con aire (oxígeno)

3. Se produce una reacción electroquímica dentro de las celdas que genera electricidad y agua

4. Esta electricidad sirve para alimentar la batería y sigue el funcionamiento habitual de un coche eléctrico

5. El exceso de agua que se genera con la reacción de hidrógeno y oxígeno, es enviado a la atmósfera mediante el sistema de escape como ocurriría con un motor de combustión, pero en este caso emitiendo gases no nocivos para el medio ambiente

Historia de los coches de hidrógeno

Aunque este nuevo sistema de coches de hidrógeno o pila de combustible parece algo relativamente novedoso, lo cierto es que algunas marcas como Toyota llevan apostando y desarrollando tecnologías más sostenibles mediante el uso de hidrógeno desde el año 2002.

Aunque los pioneros en apostar por los coches de hidrógeno fueron los ingenieros de Toyota, lo cierto es que el primer modelo de coche de hidrógeno que llegó al mercado fue el Honda FCX Clarity en 2008, 6 años antes que el primer modelo de hidrógeno de Toyota, el Toyota Mirai a finales de 2014.

Otras marcas que se adelantaron al lanzamiento del Toyota Mirai, modelo más conocido dentro de este tipo de combustible, fue Hyundai y su modelo Hyundai ix35 Fuel Cell, y además, todos los rumores parecen apuntar a que en el año 2024, aparecerá una segunda generación de coches de hidrógeno Hyundai y lanzará al mercado el nuevo Hyundai Nexo.

Otros tipos de coches de hidrógeno

Aunque nos hemos centrado en los coches de hidrógeno con pila de combustible, debemos mencionar que algunas marcas están apostando por coches de hidrógeno de combustión que no necesitan del uso de baterías.

En esta ocasión se utiliza el hidrógeno como combustible y el oxígeno como comburente, esta reacción química inicia la chispa del motor y produce la propulsión suficiente como para desplazar el vehículo de manera directa.

Algunas marcas como BMW lanzaron modelos al mercado en el año 2000 con su modelo BMW 750hl, pero actualmente siguen en fase de desarrollo porque aunque no requieren de un sistema de baterías y la contaminación que éstas conllevan, además del vapor de agua pueden generar pequeñas cantidades de NOx y otros gases contaminantes al quemar algo de aceite de los pistones.

¿Qué coches de hidrógeno existen en España?

Al tratarse de una tecnología relativamente nueva, y no disponer de una infraestructura de recarga consolidada, en España a día de hoy sólo podemos adquirir dos modelos de coches de hidrógeno con pila de combustible, el Toyota Mirai y el Hyundai Nexo.

Ambos vehículos pueden lucir la etiqueta Cero de la DGT y disfrutan de algunas ventajas fiscales interesantes.

Toyota Mirai

Además de ser el modelo más conocido dentro de los coches de hidrógeno es la alternativa más económica que podemos encontrar en el mercado ya que podemos conducir esta berlina de la marca nipona desde los 68.900 € en su versión más básica, Vision, o por 75.900 € en su acabado Toyota Mirai Luxury.

La autonomía máxima que nos ofrece este vehículo según la normativa WLTP sería de unos 700 km y una potencia conjunta de unos 182 CV.

Hyundai Nexo

El otro modelo de coche de hidrógeno con pila de combustible que podemos encontrar en el mercado español es el Hyundai Nexo.

Un coche de hidrógeno tipo SUV con un precio más elevado y que parte desde los 73.450 €.

Cuenta con una potencia estimada de unos 163 CV y nos promete una autonomía de 670 km, algo menos que la del Toyota Mirai.

No obstante, tal y como hemos mencionado anteriormente, la marca ha anunciado que para el año 2024 se lanzará una segunda generación y todo parece indicar a que traerá grandes novedades consigo.

Recargar un coche de hidrógeno en España

Actualmente la infraestructura pública para recargar un coche de hidrógeno en España es algo limitada y sólo podemos encontrar 3 puntos de recarga públicos en Madrid, Sevilla y Zaragoza, aunque existen otras 3 hidrogeneras de uso privado en Albacete, Ciudad Real y Huesca.

Desde las principales instituciones públicas a nivel nacional y europeo se quiere impulsar este tipo de tecnologías y muy posiblemente este número de hidrogeneras aumente considerablemente el próximo año.

La localización exacta de los tres puntos de carga públicos en España es:

  • Madrid, Av. de Manoteras, 34 en la estación de servicio Cepsa de San Antonio.
  • Sevilla. Pol. de Torrecuellar en el interior de la empresa Abengoa.
  • Zaragoza. C/ Centauros del Desierto, en la parcela 130 del barrio de Valdespartera.

¿Dónde recargar un coche de hidrógeno?
¿Dónde recargar un coche de hidrógeno?

Cuánto cuesta recargar un coche de hidrógeno

Al igual que ocurre con otro tipo de combustibles, el precio del hidrógeno varía en función de diversos factores y puede tener un precio que suele oscilar entre los 3 € y 10 € el kilo de hidrógeno, dependiendo del día y localización.

Si tomamos como referencia el precio medio de otros países con una mayor infraestructura se estima que el precio medio suele ser de unos 8 - 10 €/kg.

Teniendo en cuenta que por ejemplo el Toyota Mirai consume unos 0,8 kg/100 km, el precio medio de circular 100 km con un coche de hidrógeno equivaldría a unos 6 - 8 €, un precio inferior al de conducir con un coche diésel o un coche gasolina que suele rondar actualmente unos 9 - 12 € dependiendo del consumo y precio del carburante.