Los coches más feos del mundo

Como se suele decir: la belleza es subjetiva y por eso es importante no juzgar un libro por su portada ni un coche por su diseño. Muchos diseñadores dedican años para poder crear coches que capten nuestra atención rápidamente, muchos de ellos trabajando sobre seguro y otros arriesgándose a que su idea pase a la historia como la de uno de los "coches más feos de la historia".  

 

Vamos a hablar de este último caso, y de los modelos de coches que en la mente popular han pasado a ser los coches más feos del mundo.

 

Ranking coches más feos de la historia

 

En este ranking de coches más feos de la historia encontrarás todos los modelos que históricamente han sido criticados por su estética ya sea por coches feos o por coches raros 

Coches más feos: Fiat Multipla

 

En este listado de coches más feos de la historia no puede faltar este mítico modelo italiano de 1998 que abre el ranking. Su diseño, en el que pudimos observar un salto entre el capó y el parabrisas, fue objeto de burla de muchas personas, y desde entonces ha sido víctima de memes, bromas y diversos descalificativos. 

Sin embargo, lo que muchas personas no saben es que el Multipla es uno de los coches más cómodos y espaciosos que ha diseñado Fiat, ni que estuvo expuesto en el Museo de Arte Moderno de Nueva York gracias a su peculiar apariencia.

Además, aunque no tuvo mucho éxito a nivel global, tuvo un número de ventas bastante alto en su país natal, Italia.

Coches feos: FIAT Multipla
Coches feos: FIAT Multipla

 

Coches más feos: SsangYong Rodius

 

La marca coreana no tuvo uno de sus mejores días cuando diseñó este monovolumen, considerado por muchos el "patito feo" de la marca, allá por 2005. ¿Cuál fue la razón? Las líneas tan rectas de su parte trasera que en 2008 se reestilizaron y se suavizaron, pero no mejoraron mucho más las ventas.

A su favor se puede decir que SsangYong es una marca asiática que se suele encontrar entre las marcas de coches más fiables y baratas del mercado, y si algo no va a faltar en este SsangYong Rodius, es espacio.

Coches feos: Ssangyong Rodius
Coches feos: Ssangyong Rodius

 

Coches más feos: Nissan Cube

 

Un coche cuyo nombre da pistas de su diseño es el Nissan Cube que está basado en un cubo con aristas redondeadas y un capó prácticamente horizontal para favorecer ese efecto óptico.

Este diseño está bastante alejado de otros coches de Nissan y tuvo un gran número tanto de partidarios como de detractores por su forma tan geométrica.

Aunque muchos de estos coches "feos" estuvieron poco tiempo en el mercado debido a sus reducidas ventas, el Nissan Cube estuvo en las carreteras desde 1998 hasta 2019.

Sin ir más lejos, el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras nombró al Nissan Cube como uno de los coches más seguros, además de ganar varios premios en su país natal por su diseño rompedor.

 

Coches feos: Nissan Cube
Coches feos: Nissan Cube

Coches más feos: BMW Isetta

 

Hasta las marcas más grandes también tienen diseños poco agraciados. El BMW Isetta fue conocido con muchos apodos: "el huevo con ruedas", "coche-pompa" o "pelota de fútbol", su diseño totalmente redondo despertó la mofa entre el público.

Este coche fue diseñado poco después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la situación económica alemana era muy precaria y los habitantes necesitaban un coche compacto y económico para poder desplazarse.

Este coche tuvo relativo éxito en su país natal y en algunos países como Francia o Brasil hasta finales de los años 50, cuando el público empezó a buscar coches más convencionales.

 

Coches feos: BMW Isetta
Coches feos: BMW Isetta

 

Coches más feos: Chrysler PT Cruiser

 

Cualquiera que piense en un coche Chrysler pensará en un coche de lujo y no en uno de los coches más feos de la historia ya que suelen contar con un diseño icónico y rápidamente reconocible. Sin embargo, Chrysler también sabe lo que es contar con un coche feo en sus filas, y ese es su Chrysler PT Cruiser, que se lanzó al mercado en el año 2000.

Este coche intentó revivir el espíritu de Chrysler de finales de los años 30, con unas líneas que querían emular a los coches de los gangsters americanos.

También intentaron inspirarse en el famoso Volkswagen Beetle y en el Mini Cooper, además de contar con un equipo de sociólogos para poder crear un coche que combinara elegancia y originalidad.

Sin embargo, Chrysler terminó produciendo un coche con un diseño para muchos desfasado y que intentaba combinar demasiados elementos en un mismo concepto, por lo que se retiró del mercado en 2010.

Coches feos: Chrysler PT Cruiser
Coches feos: Chrysler PT Cruiser

Coches más feos: Toyota WiLL Vi

 

Si te gustan los coches japoneses, seguro que has oído hablar del "coche más raro de Toyota". Este coche key-car, se lanzó en el 2000 al mercado japonés con motivo del cambio de siglo y con el objetivo de ser un coche compacto para la ciudad llamativo e inconfundible, cosa que consiguió, pero no con los resultados que la marca esperaba. 

Al igual que el SsangYong Rodius, las críticas se centraron en su parte posterior, pero mientras que en el coche coreano fue por exceso, en el Toyota WiLL Vi fue por defecto.

Sin embargo, tenían un buen motivo para arriesgarse con este diseño, ya que garantizaba un uso más eficiente del combustible al disponer de menos materiales, muchos de ellos reciclados.

 

Coches feos: Toyota Will
Coches feos: Toyota Will Vi

 

Coches más feos: Tata Nano

 

No podemos asegurar que este sea el coche más feo del mundo, pero si fue el coche más barato del mundo en el año 2008.

Fue creado como un coche barato accesible para todo el pueblo indio y su precio no llegaba a los 3.000 euros. Un coche compacto, con apenas espacio, pocas prestaciones y nada destacable en materia de diseño.

Como se suele decir: lo barato sale caro, y sus reducidas características, unido a su baja puntuación en los test de seguridad, por no hablar de que visualmente era poco atrayente terminó por sentenciar a este coche.

 

Coches feos: Tata Nano
Coches feos: Tata Nano

Coches más feos: Mitsuoka Orochi

 

Mitsuoka es una pequeña marca japonesa de vehículos que produce coches con cierta inspiración británica pero con diseños... poco convencionales. Entre los coches que han traspasado las fronteras de su país encontramos este superdeportivo, el Mitsuoka Orochi.

Basado en una criatura de la cultura nipona, el Mitsuoka Orochi fue diseñado para llamar la atención en la carretera gracias a sus líneas agresivas que recuerdan a un dragón, con una parte delantera que recuerda a unas fauces y un capó que simula las escamas. 

Este coche tuvo varias versiones y ediciones especiales y exclusivas, y algunas de ellas llegaron a alcanzar precios de hasta 150.000 euros. A pesar de que tuvo una producción muy baja, de apenas 400 coches, el Mitsuoka Orochi vendió todas sus unidades.

 

Coches más feos: Mitsuoka Orochi
Coches más feos: Mitsuoka Orochi

Coches más feos: Lamborghini LM002

 

Pensar en un coche Lamborghini es pensar en un coche italiano de lujo, y sobre todo, en un superdeportivo espectacular. Sin embargo, Lamborghini también tiene su experiencia en la fabricación de los todoterreno, aunque algunos, como este Lamborghini LM002, hayan pasado a la historia como uno de los coches más feos de la marca y del mundo.

El Lamborghini LM002 nació como un coche inspirado en el Lamborghini Cheetah, con finalidad militar. Se crearon diferentes prototipos, pero sólo el LM002 llegó a estar en el mercado. Debido a sus características, totalmente toscas y acentuadas, este coche recibió el apodo de "Rambo Lambo".

Este coche del segmento F se alejó totalmente de los modelos superdeportivos con líneas suaves y cuidadas de Lamborghini, por lo que no es de extrañar que apenas se pusieran en venta 300 unidades.

Coches más feos: Lamborghini LM002
Coches más feos: Lamborghini LM002

Coches más feos: Pontiac Aztek

Cierra este ranking un coche difícil de olvidar para General Motors. El Pontiac Aztek fue un coche producido entre 2001 y 2005 y aunque no tuvo malas ventas para Pontiac, no fue un coche muy querido entre el público. Tal fue el rechazo, que el periodista Dan Neil, ganador del premio Pulitzer llegó a decir que era uno de los peores coches de la historia porque era “un coche al que los perros ladrarían, feo y aterrador”, aunque también destacó que tras esa fealdad, el Pontiac Aztek era un “crossover bastante útil”.

A pesar de haber sido considerado uno de los coches más feos del mundo, el Pontiac Aztek se ganó el corazón del público al ser el coche de Walter White, protagonista de la famosa serie Breaking Bad.

Coches más feos: Pontiac Aztek
Coches más feos: Pontiac Aztek

¿Coches feos, bonitos o incomprendidos?

Como hemos dicho, la belleza depende del ojo de quien mire, y muchos de estos coches, tras su aspecto llamativo, esconden una historia o una razón que justifica su diseño, y muchos de ellos destacan por su gran funcionalidad

Infografía coches más feos de la historia

Infografía de los coches más feos de la historia
Infografía de los coches más feos de la historia