Los mejores coches pequeños y más vendidos

 

Si tienes un estilo de vida urbano, seguro que prefieres un coche pequeño: es más fácil encontrar sitio para aparcar, circular por calles estrechas, consumen menos combustible…

Hoy, en Flexicar, te enumeramos los mejores coches pequeños que puedes encontrar en el mercado.

 

 

Mejores coches pequeños
El FIAT 500 sigue a la cabeza de los coches urbanos más vendidos en España. 

 

Este tipo de coches pequeños, están especialmente pensados para la ciudad y se les puede denominar como coches urbanos, superutilitarios o sencillamente coches del segmento A y suelen rondar los 3 metros y medio de longitud.

Durante el año 2019 se vendieron cerca de 50.000 coches pequeños, acumulando una cuota de mercado del 3%.

Los coches pequeños más vendidos en España en 2020

 

Aunque cada vez son más los coches SUV que nos encontramos por la carretera, los coches pequeños no dejan de ganar adeptos por su comodidad y practicidad, por ello haremos una breve recopilación de los coches pequeños más vendidos en España.

Históricamente, la marca italiana FIAT, ha reinado el sector de los automóviles del segmento A en España.

Sus dos modelos estrella: el Fiat 500 y el Fiat Panda, son claros referentes de este nicho, pero en los últimos años, KIA se ha colado en este ranking con su KIA picanto.

 

Ranking coches pequeños más vendidos en España en 2020

 

Entre los coches pequeños más vendidos en España destacan:

  1. Fiat 500

  2. Kia Picanto

  3. Fiat Panda

  4. Toyota Aygo

  5. Hyundai i10

  6. Citroen C1

  7. Smart Fortwo

  8. Peugeot 108

  9. Smart Forfour

 

Ventajas y desventajas de un coche pequeño

 

Como hemos comentado, este tipo de vehículos son una opción excelente para estilos de vida urbanos, pero para obtener una visión más amplia, haremos un pequeño análisis con las ventajas y desventajas que nos ofrecen:

 

Ventajas

 

Los coches pequeños son muy requeridos por los conductores, especialmente por aquellas "ratas de ciudad" que viven la mayor parte de su tiempo en las urbes y que necesitan combinar una serie de características en su vehículo. Esas ventajas de estas carrocerías más reducidas son las siguientes:

  • Aparcamiento sencillo: no hace falta que se diga, pero conseguir aparcamiento en el centro de grandes ciudades puede llegar a ser una tarea ardua y lenta que puede hacer perder los nervios a cualquiera. Con un coche pequeño es más nfácil conseguir el espacio perfecto para dejar el vehículo en la calle.
  • Cuidan el bolsillo: sí, así es. Y es que los coches pequeños no solo tienen un precio más reducido cuando se adquieren nuevos, sino que además, por diferentes consideraciones, el costo de asegurarlos es inferior al de otros vehículos. Un 2x1 que beneficia directamente al poder adquisitivo del comprador.
  • Menos combustible: y esto no quiere decir que al ser una carrocería de inferiores dimensiones, los coches pequeños tengan un depósito más reducido y eso haga que cueste menos llenarlo. Lo que pasa es que al ser menos pesados, gastan menos, y eso permite optimizar más el consumo de carburante. Por lo general, al contar con motores pequeños, la media de consumo es mucho más eficiente que modelos de tamaño superior. Pero es que además los coches pequeños son más amables con el medio ambiente, ya que al consumir menos energía producen menos gases contaminantes. Un combo muy interesante a la hora de decantarse por un coche pequeño, porque eso significa que salen mejor parados en la homologación WLTP, por sus bajas emisiones de CO2.
  • Seguros, cómodos y a la última: a diferencia de lo que se cree, adquirir un coche pequeño hoy en día no significa renunciar a la seguridad, la comodidad y la última tecnología. Actualmente las marcas fabrican sus coches pequeños con las mismas prestaciones que aportan al resto de sus carrocerías.

 

Desventajas

 

  • Viajes largos. Estos coches no están ideados para viajes largos, por ello se debe analizar en profundidad el uso que le queremos dar a nuestro coche antes de comprarlo.
    Si bien es cierto que podremos hacer viajes largos sin problema, algunas prestaciones puede que se queden algo cortas.
    Para minimizar este problema, antes de comprar el coche, sería recomendable que si tenemos pensado realizar viajes largos, optemos por las versiones del modelo que ofrezcan un mayor número de CV.

  • Menos comodidad para varios pasajeros. Por su reducido tamaño, estos coches, puede que no sean los más cómodos para albergar 5 pasajeros.

  • Maletero. El maletero, obviamente, irá en consonancia con el tamaño de nuestro coche, por tanto, este tipo de vehículos no son una buena opción si necesitamos un maletero amplio para portar todo tipo de bártulos. Sin embargo, siempre se puede contemplar la opción de incorporar una vaca o un arcón en la parte superior del vehículo, para suplir esta falta de espacio para el equipaje.

 

Homologación WLTP, una oportunidad para los coches pequeños

 

Como ya hemos comentado anteriormente en el blog, el nuevo estándar para la homologación de vehículos WLTP, ha traído consigo una percepción negativa hacia los coches diésel en los consumidores.

Esta nueva homologación, juega en favor de este tipo de vehículos pequeños. 

Casi un 90% de los coches de este segmento funcionan con gasolina y la tendencia del mercado es acercarse cada vez más a modelos más sostenibles como ha hecho FIAT con su nuevo modelo 500 Hybrid.

 

Conclusiones

 

Antes de comprar un coche pequeño del segmento A, deberemos analizar fríamente el uso que le queremos dar.

Si tenemos un estilo de vida urbano en el que no realizaremos habitualmente grandes desplazamientos, un coche urbano puede ser la mejor opción. Bajo consumo, facilidad en el aparcamiento, mejor conducción en calles estrechas…

Por otro lado, aclarar que aunque no están diseñados para viajes largos, podremos realizarlos sin problema, teniendo en cuenta la limitación de espacio para personas y maletas.