Toyota Célica: El deportivo más barato

Hoy queremos hablarte del Toyota Célica, probablemente el deportivo más barato que se puede conducir actualmente.

Desde su lanzamiento en 1970, el Toyota Célica enamoró a miles de conductores con su diseño deportivo pero prestaciones bajo el capó algo más humildes que reducirían considerablemente el precio.

Aunque como ya hemos comentado, el Toyota Célica aporta un carácter muy deportivo en su exterior, las prestaciones de este modelo de la marca japonesa son bastante humildes y puede ser un coche perfecto para el día a día.

Toyota Célica de segunda mano
Descubre el Toyota Célica. Fuente de la imagen: Wikipedia

Historia del Toyota Célica

El Toyota Célica llega al mercado de la mano de la fábrica japonesa en 1970 y actualmente junto con el Toyota Supra es uno de los coches Toyota mejor valorados por los conductores de todo el mundo.

Originalmente este modelo se conocía como Toyota Célica Supra, pero a partir de 1986, Toyota separó en dos modelos diferentes la versión original, ofreciendo el Toyota Célica y el Toyota Supra, un coche con diseño deportivo pero prestaciones humildes frente a un coche prácticamente de competición. 

El origen del nombre del Toyota Célica proviene de la palabra coelica que en latín significa “celestial” y lo que poca gente sabe es que bajo su capó encontramos grandes similitudes con la mecánica del Toyota Corolla, un utilitario pensado para toda la familia.

A finales de los noventa el Toyota Corolla se hizo muy popular en el mundo del tuning y muchas personas se decidieron a modificarlo, pero sólo el exterior ya que de serie contaba con prestaciones de un vehículo utilitario para el día a día y era muy dificil mejorar su potencia y rendimiento.

En resumen, podríamos decir que el Toyota Célica es un deportivo utilitario qué podemos usar durante nuestra vida diaria pero presumiendo de un exterior deportivo y con cierto aire de tuning. 

Generaciones del Toyota Célica 

Durante sus más de 30 años de historia, el Toyota Célica ha pasado por 7 restyling y generaciones.



1º generación del Toyota Célica (1970 - 1977)

El lanzamiento del Toyota Célica en 1970 fue una  propuesta más accesible de la marca japonesa a sus vehículos deportivos como el Toyota 2000GT.

Durante la primera generación del Toyota Célica era posible encontrarlo en versión cupé y sedán y fué toda una revolución entre los apasionados de los coches con diseños deportivos.

1ª Generación del Toyota Celica
1ª Generación del Toyota Celica. Fuente de la imagen: Wikipedia

2º generación del Toyota Célica (1978 - 1981)

Para esta segunda generación, la marca Toyota lanzó de nuevo una versión coupé y una nueva versión liftback que incluía un vidrio trasaero en la tapa del maletero.

Otra de las grandes innovaciones que se llevaron a cabo durante la segunda generación del Toyota Célica es la mayor potencia, seguridad y economía respecto a la generación anterior.

Durante esta segunda generación se llegaron a contabilizar 70 versiones diferentes del Toyota Célica variando según el tipo de motorización, probablemente uno de los coches con más opciones disponibles. 

3º generación del Toyota Célica (1982 - 1985)

En la segunda generación del Toyota Célica se apostaron por formas y carrocerías de mayor tamaño que no acabaron de convencer a todos los amantes de los deportivos y en un intento de recobrar ese espíritu deportivo, en esta tercera generación hicieron un rediseño exterior con líneas mucho más deportivas, neumáticos más grandes, suspensión deportiva y un rediseño exterior que ofrecía un mayor aspecto de coche de competición.

4º generación del Toyota Célica (1985 - 1989)

Para la cuarta generación del Toyota Célica, la marca apostó de nuevo por carrocerías cupé y liftback pero incorporando un nuevo sistema con tracción delantera y suspensión independiente a la cuatro ruedas, que lo convirtió en uno de los coches deportivos más versátiles del mercado.

Aunque para los amantes de la tracción integral a las 4 ruedas, en 1988 Toyota introdujo el ”último Célica”. 

5º generación del Toyota Célica (1990 - 1993)

Para esta nueva generación del Toyota Célica se quiso aumentar aún más el tamaño de las ruedas y los neumáticos y se le aportó una mayor potencia al motor.

Además se incorporaron los frenos ABS a todas las versiones y numerosos detalles de lujo en su interior como acabados en cuero y un sistema de sonido que contaba con más de 10 altavoces.

Esta fue la generación que podríamos considerar como Toyota Célica Tuned ya que asentó las bases para convertirse en un modelo emblemático dentro del mundo del tunning.

Un último dato histórico que sucedió durante esta quinta generación es que se lanzó al mercado una tirada exclusica del Toyota Célica GT-R N1 de sólo 100 unidades que contaba con 375CV de potencia y competía directamente con el Subaru Impreza.

6º generación del Toyota Célica (1993 - 1999)

Para esta generación, el modelo era todo un superventas y sólo se quiso mejorar la comodidad de los conductores ofreciendo una suspensión independiente trasera, techo eléctrico, una mejora de los interiores de cuero, climatizador automático y doble airbag entre otras modificaciones.

Al no producirse un rediseño demasiado brusco y manteniendo unas prestaciones similares y acabados deportivos en el exterior, la sexta generación del Toyota Célica seguía siendo un superventas entre los amantes de los coches modificados y tuning.

6ª Generación del Toyota Célica
6ª Generación del Toyota Célica

7º generación del Toyota Célica (2000 - 2006)

Esta séptima generación del Toyota Célica supuso el final de la producción del modelo y en parte fue porque la moda de los coches de tunning estaba en decadencia y cada vez menos personas se interesaban por este tipo de vehículos.

Además la marca Toyota probablemente se equivocó en su estrategia de fabricación y aumentaron considerablemente las prestaciones deportivas de este coche y afectando notablemente al precio final.

Esto supuso un gran problema en las cifras de venta ya que los conductores optaban por el Toyota Célica como una alternativa económica para poder modificar y tunear a su gusto un coche “semideportivo”.

¿Es buena idea comprar un Toyota Célica de segunda mano en 2022?

Como ya hemos comprobado el Toyota Célica fué descatalogado durante su séptima generación en 2006 y actualmente solo podemos encontrar en el mercado coches Toyota Célica de segunda mano.

Comprar un coche Toyota Célica de ocasión es una excelente opción para aquellas personas que les guste conducir presumiendo de un exterior deportivo pero con unas prestaciones sencillas y prácticas que lo conviertan en un vehículo perfecto para el día a día.

Si analizamos otros modelos de esos años, compite con otros coches como el Honda Civic o el Honda IS200 y el precio del Toyota Célica es considerablemente más económico.

La única desventaja que puedes encontrar a la hora de comprar un toyota Célica de segunda mano es que es un vehículo muy deseado y posiblemente haya pasado por las manos de varios conductores, pero esto no es un problema teniendo en cuenta la fiabilidad que siempre nos ha concedido la marca Toyota.

En resumen, comprar un Toyota Célica de ocasión en 2022 es una opción totalmente factible si queremos disfrutar de la conducción y presumir de una carrocería única. 

Un coche que podemos catalogar como “semideportivo” con exteriores deportivos, un consumo óptimo (dado su antigüedad) y prestaciones prácticas para un uso cotidiano.