Ford vs Ferrari: Una Rivalidad Histórica en el Mundo del Automovilismo

La historia de la automoción está llena de emocionantes competencias, pero pocas son tan legendarias como la rivalidad entre Ford y Ferrari, una competencia que no es sólo una cuestión de motores y velocidades, sino también una lucha de egos, nacionalidades y filosofías que incluso ha llegado a convertirse en película. 

En este artículo, vamos a explorar toda la trayectoria de ambas marcas en el mundo de la competición que ha definido esta inolvidable rivalidad a lo largo de los años.

El Comienzo de Ford vs Ferrari: Le Mans 1964

En el mundo del automóvil, pocas rivalidades han captado la atención como la épica lucha Ford vs Ferrari, especialmente en el mítico circuito de Le Mans

El año 1964 se erige como un punto de inflexión en esta rivalidad y es que la marca italiana ya era una firma respetada en Le Mans, habiendo ganado varias veces, mientras que Ford, era el gigante estadounidense que buscaba hacer una entrada espectacular en las carreras de resistencia europeas.

La rivalidad Ford vs Ferrari tomó un tono personal cuando Henry Ford II intentó comprar Ferrari, aunque esta oferta fue rechazada por Enzo Ferrari, lo cuál no sólo fue un golpe para el ego de Ford sino que se convirtió en el motivo principal para derrotar a Ferrari en su propio terreno. 

Así nació el Ford GT40, un automóvil diseñado con el único propósito de vencer a Ferrari en Le Mans. Estaba equipado con un motor V8 y una carrocería aerodinámica que puso las cosas muy difíciles a Ferrari y su dominio en las carreras.

No obstante, la edición de 1964 de Le Mans demostraría ser el gran despertar para Ford y es que, a pesar de la alta expectación y los recursos invertidos, los GT40 no pudieron concluir la carrera por problemas mecánicos y fallos en la gestión del equipo que hicieron que la tan ansiada victoria se quedara en el aire, permitiendo que Ferrari reclamara una vez más el podio. 

El circuito de Le Mans donde la rivalidad Ford vs Ferrari empezó
Ford vs Ferrari

Sin embargo, lejos de desanimarse, este fracaso inicial sólo sirvió para avivar las llamas de la rivalidad Ford vs Ferrari y cuyo resultado fue una inversión aún mayor en desarrollo e investigación por parte de Ford, lo que eventualmente les llevaría a la gloria en futuras ediciones de Le Mans. 

La rivalidad Ford vs Ferrari en Le Mans de 1964 fue el inicio de una saga que ha definido una era en el automovilismo deportivo ya que representó el choque de dos mundos, dos filosofías y dos egos enormes.

Ford vs Ferrari en Le Mans 1966: La Revancha de Ford

El año 1966 representó el punto de inflexión en esta legendaria rivalidad ya que Ford llegó a Le Mans no sólo con una versión mejorada del Ford GT40 sino también con una estrategia y equipo mucho más sólidos que dos años antes.

Ya no se trataba sólo de una cuestión de velocidad; era una guerra de resistencia, y Ford estaba dispuesto a ganarla

Ferrari, aunque todavía confiado, no anticipó el nivel de preparación de su rival y cuando la bandera a cuadros marcó el final de la carrera, fue un GT40 el que cruzó primero la línea de meta, seguido por otros dos GT40, logrando así un histórico 1-2-3 que sacudió al mundo del automovilismo.

Esta victoria de Ford en 1966 marcó el fin del dominio de Ferrari en Le Mans y también selló la rivalidad Ford vs Ferrari como una de las más emocionantes en la historia del deporte del motor, pues cada marca había tenido su momento de gloria y derrota, pero era esta dinámica la que hizo que el enfrentamiento fuera tan apasionante y duradero. 

Ford GT40 con decoración GULF, el coche que empezó la rivalidad Ford vs Ferrari
Ford GT40

Ford vs Ferrari en La Era de los 70: Cambios de Dinámica

Tras la histórica victoria de Ford en Le Mans en 1966, los dos gigantes automovilísticos continuaron compitiendo, aunque con dinámicas distintas, ya que Ferrari se enfocó en la Fórmula 1, mientras que Ford se centró en las competiciones nacionales y en su línea de producción. 

A pesar de esto, las rivalidades en Le Mans continuaron, aunque en menor medida que en la década anterior.

Ferrari experimentó un resurgimiento en Le Mans, logrando varias victorias en la primera mitad de la década, sin embargo, a medida que avanzaban los años 70, las estrategias de ambos fabricantes evolucionaron y Ford, aunque con menor presencia en Le Mans, fortaleció su presencia en el mercado estadounidense con innovaciones como el Ford Mustang, mientras que Ferrari mantuvo su reputación como una potencia en las carreras de resistencia y Fórmula 1.

Ferrari P330, el coche que empezó la rivalidad Ford vs Ferrari
Ferrari P330

Aunque los frentes de batalla pudieron haber cambiado, la rivalidad Ford vs Ferrari nunca se disipó completamente, pues ambas marcas continuaron innovando y buscando superar al otro en varios escenarios del automovilismo. 

Los años 70 pueden haber sido menos intensos en términos de enfrentamientos directos, pero fueron cruciales para definir las identidades modernas de Ford y Ferrari, cimentando aún más su rivalidad legendaria en la historia de los deportes del motor.

Ford vs Ferrari en los Años 80 y 90: Un Respiro Temporal

Con el tiempo, la rivalidad se calmó un poco, ya que ambas marcas se centraron en diferentes categorías de carreras, Ferrari continuó su dominio en la Fórmula 1, mientras que Ford se enfocó más en el Mundial de Rallyes.

Ford vs Ferrari en el Siglo XXI

La rivalidad se reavivó en el siglo XXI con el resurgimiento de Ford en las carreras de resistencia

En 2016, cincuenta años después de su histórica victoria en Le Mans, Ford regresó para ganar la clase GTE Pro, aunque no pudieron derrotar a Ferrari en la clasificación general. Este evento reafirmó que la competencia Ford vs Ferrari estaba lejos de haber terminado.