La historia del Lamborghini Diablo

El Lamborghini Diablo es una obra maestra del diseño y la ingeniería italiana que definió a una generación de superdeportivos junto al Ferrari F40 y, desde su introducción en 1990 hasta el final de su producción en 2001, el Lamborghini Diablo fue un emblema del lujo, la velocidad y la pasión el automovilismo. 

A lo largo de sus 11 años de vida, el Diablo experimentó una evolución gradual con distintas variantes y actualizaciones, aunque su producción disminuyó año tras año.

Origen y evolución del Lamborghini Diablo

La primera variante del Diablo fue el VT, acrónimo de "Viscous Traction" y no era otra cosa la versión con tracción total del Diablo, donde un acoplamiento viscoso transfería potencia a las ruedas delanteras en caso de que las traseras perdieran agarre.

Esto mejoró significativamente su manejo en climas húmedos, aunque en condiciones secas presentaba cierto subviraje.

En 1995, surgió el SE30, una edición especial para celebrar el 30 aniversario de Lamborghini con un peso reducido de más de 220 kilos y una potencia incrementada a los 525 CV que, a parte de su diseño exterior, convirtió al SE30 en el Diablo más deseado de su tiempo con sólo 150 unidades fabricadas

De toda la producción del Diablo, sólo unos pocos recibieron la modificación denominada "Jota", una mejora de rendimiento que, aunque no cumplía con las regulaciones de emisiones en la UE y EE.UU, se convirtió en un objeto de coleccionista muy deseado que ha día de hoy multiplica su valor con el paso del tiempo debido a su rareza.

Lamborghini Diablo en su variante SV, una de las más deseadas
Lamborghini Diablo en su variante SV

Diseño del Lamborghini Diablo

Diseño exterior del Lamborghini Diablo

El diseño del Lamborghini Diablo fue una evolución de la línea estética introducida por el Countach.

Los faros escamoteables, las puertas de tijera y una carrocería más baja y aerodinámica ayudaron a consolidar su estatus de este icono del diseño, algo que en su época era complicado debido a los coches tan únicos que había en ese momento a la venta. 

Con esa apariencia agresiva pero elegante, el Diablo conquistó tanto las carreteras como los corazones de los entusiastas de los coches en todo el mundo, además de conseguir su parte de fama en el mundo de la competición donde participó durante varios años.

El primer Lamborghini Diablo en salir de fábrica
Lamborghini Diablo

Diseño interior del Lamborghini Diablo

El interior del Diablo reflejó la filosofía de Lamborghini de combinar lujo con rendimiento.

Aunque bien las primeras versiones eran más espartanas en su diseño interior sin tantas funciones pensadas para el bienestar del conductor, las variantes posteriores introdujeron mejoras significativas en cuanto a comodidad, funcionalidad y seguridad: por ejemplo, en 1999 se rediseñó completamente el interior, con una instrumentación más sencilla y se añadió un airbag para el pasajero cerca de la nueva guantera a modo de seguridad.

Uno de los interiores más destacados es el de la versión SE30 del Lamborghini Diablo, estaba totalmente recubierto de alcántara de color azul que, junto a su exterior morado, le hacían único.

Interior del Lamborghini Diablo
Lamborghini Diablo

Prestaciones del Lamborghini Diablo

El Lamborghini Diablo hizo honor a su nombre en términos de rendimiento y es que, en función de la variante, el motor V12 del Diablo con cambio manual, podía generar entre 492 y 595 CV y una velocidad máxima que superaba los 323 kilómetros por hora, lo que lo convertía en uno de los coches más rápidos de su época. 

La edición especial SE30, por ejemplo, ofrecía mejoras en la gestión del motor y barras estabilizadoras ajustables que lo convertían en un coche mucho más potente y ágil en su paso por curva.

En 1998, el Diablo SV recibió una mejora en su motor V12, que entonces contaba con un sistema de distribución variable de dos etapas lo que incrementó la potencia a 530 CV y el par motor de 605 Nm de par. 

Los frenos y las ruedas también recibieron actualizaciones para mantenerse a la altura del aumento de potencia como a un aumento de pistones y discos de freno perforados para una mejor ventilación y disipación del calor y neumáticos preparados para este coche.

Lamborghini Diablo en su variante VT Roadster, una de las más deseadas
Lamborghini Diablo

Precio del Lamborghini Diablo

El precio del Lamborghini Diablo varió considerablemente dependiendo del modelo y las especificaciones. En su lanzamiento, el precio base se situó en torno a los 240.000 euros, una cifra que se disparó para modelos más exclusivos y ediciones limitadas, y que actualmente de segunda mano alcanza, en algunos casos, los 600.000 euros

Debido a su escasez y su estatus icónico, los modelos de Lamborghini Diablo bien conservados y mantenidos siguen siendo muy valorados en el mercado de automóviles clásicos, sobre todo si además, cuentan con alguna configuración única en color, equipamiento o el exclusivo pack “Jota”.

El Lamborghini Diablo no solo es un hito en la historia de Lamborghini sino también en la de los superdeportivos. Aunque la producción del Diablo cesó hace más de 20 años y sólo se fabricaron un total de 2.884 unidades, su legado sigue vivo, siendo un testimonio eterno de una era dorada de la automoción.

Lamborghini Diablo GT, la versión más limitada y cara del Lamborghini Diablo
Lamborghini Diablo en su variante GT