¿En qué afecta a España la guerra en Ucrania?

 

El estallido de una guerra siempre es un fracaso del ser humano por las muertes y niveles de destrucción que conlleva.

Estamos viviendo una auténtica desgracia en el este de Europa con familias y hogares rotos.

 

 

Teniendo clara la magnitud de esta crisis humanitaria, en este artículo nos centraremos en las consecuencias que tendrá la guerra de Ucrania en España.

 

¿En qué afecta la guerra de Rusia a España?
¿En qué afecta la guerra de Rusia a España?

¿Cómo afecta la guerra de Ucrania en España?

 

Además de la crisis humanitaria y los movimientos migratorios en masa que esto conlleva, el precio del pétroleo y otras materias primas se podría ver incrementado notablemente en España.

Al formar parte de la Unión Europea y actuar comercialmente como un “equipo”, en el caso de cortar totalmente todas las relaciones comerciales con Rusia podemos sufrir consecuencias indirectas por un reajuste de oferta y demanda .

Hoy nos centraremos en la subida del precio del petróleo en España como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania.

 

Subida del precio del petróleo en Europa

 

No es la primera vez que exponemos en este blog la continua subida del precio de la gasolina durante los últimos meses, pero debido a esta guerra entre Rusia y Ucrania estamos llegando a máximos históricos en toda Europa.

Rusia y Ucrania son dos zonas ricas en crudo y proveen de ello a gran parte de Europa, este conflicto bélico está reduciendo el tránsito de materiales y Rusia está siendo atacada comercialmente para boicotear sus exportaciones.

Se estima que durante la primera semana de guerra el precio internacional del crudo aumentó un 10% alcanzando el barril una media de 107$ estadounidenses.

El crudo es la materia prima principal para el procesado de gasolina y diésel y por tanto este aumento en el precio del crudo se traducirá en una subida directa de al menos un 10% del precio final del carburante.

 

Precio de la gasolina en España

Por suerte en España no dependemos tan directamente del suministro ruso de petróleo. De hecho se estima que no llega al 5% del total.

El petróleo en España se importa principalmente desde Nigeria (18%),  México (13%), Libia: (11%), Kazajistán (7%) y Estados Unidos: (7%). 

Sin embargo, esta guerra entre Rusia y Ucrania sí podría afectar directamente al precio del carburante en España ya que para estabilizar el mercado habría que llevar a cabo un reajuste de la oferta mundial.

Sin tener en cuenta las consecuencias directas de la guerra de Ucrania en España la gasolina ya roza los 1,65 euros por litro y el diésel se queda en torno a 1,50 euros.

Estos datos se traducen en que llenar un depóstito de unos 55 litros en España supone de media un gasto de casi 90€, un 9% más que en el mismo período de 2021.

Subida del precio del gas en Europa

El precio del gas, al depender del crudo, también está sufriendo un fuerte aumento en Europa debido a que Rusia es el segundo productor mundial de crudo y exporta un 40% del gas natural que usa la Unión Europea.

Aunque la Unión Europea está cortando relaciones comerciales con Rusia, incluyendo a siete de los principales bancos rusos, por el momento no quiere cortar vínculos con el sector del petróleo y el gas.

Si llegaramos a este punto de cerrar toda conexión comercial con Rusia estaríamos hablando de que habría que reponer un 40% del gas natural consumido en la Unión Europea incrementando notablemente el precio del gas natural hasta reacondicionar la oferta.

Precio del gas en España

Al contrario que ocurre con el carburante, España sí quedaría comprometida a la hora de importar gas natural durante la guerra ruso-ucraniana.

Argelia era el principal exportador de gas a España, pero durante diciembre del 2021 se redujo la oferta en un 56% y se tuvo que compensar con un aumento de las importaciones de gas desde Estados Unidos.

Llegados a un punto de crisis mundial en el precio del gas, el país dependería casi totalmente de Estados Unidos y por eso desde el gobierno se está pidiendo a Argelia que se retomen las relaciones comerciales con los niveles de oferta anteriores.

Al depender directamente de Estados Unidos estaríamos muy comprometidos a la hora de negociar el precio y quedaríamos en manos del mercado global, que obviamente se vería muy resentido en el caso de cortar las relaciones comerciales con Rusia.