Seguridad pasiva y activa en un coche

Por desgracia, en España, a lo largo de 2021, 1.004 personas perdieron la vida en la carretera.

Con esta desagradable cifra es entendible que los conductores españoles cada vez se fijen más en cuáles son los coches más seguros del mercado.

 

Hoy en este artículo hablaremos de los diferentes sistemas de seguridad con los que cuenta un vehículo, analizando los medios de seguridad pasiva y activa de los coches, sus principales diferencias y en qué consiste cada tipo de sistema de seguridad

Sistemas de seguridad pasiva y activa
Sistemas de seguridad pasiva y activa

Seguridad en el coche

Originalmente, los coches, al no contar con una gran potencia, no se invirtieron esfuerzos en desarrollar métodos de seguridad que maximizaran la protección de los ocupantes, pero con el paso de los años y la mejora del rendimiento de los vehículos, éstos elementos de seguridad empezaron a cobrar una mayor importancia con fuertes innovaciones por parte de las marcas y legislaciones específicas respecto a la seguridad por parte de los estados.

Por ejemplo, en España desde principios de los años 80 el cinturón de seguridad de los asientos delanteros se convirtió en obligatorio para los coches particulares y desde dicha fecha, los gobiernos no han parado de exigir a las marcas sistemas de seguridad más eficientes.

Cuándo hablamos de seguridad en el coche debemos diferenciar los elementos de seguridad activa y los elementos de seguridad pasiva ya que aunque tienen como denominador común proteger a los ocupantes y resto de usuarios de la vía, cada sistema lo logra por diferentes medios.

¿Qué es la seguridad activa del coche?

Se entienden como elementos de seguridad activa todas aquellas herramientas que se ponen a disposición del conductor para que de manera activa, es decir, de manera manual, pueda mejorar la seguridad del coche durante la conducción, previniendo posibles accidentes.

Elementos de seguridad activa

Entre los sistemas de seguridad activa que incorporan la mayoría de vehículos encontramos todos aquellos elementos que permiten al conductor, mediante una buena utilización de ellos, reducir las probabilidades de sufrir un accidente.

Los frenos

Uno de los principales elementos de seguridad activa que incorporan los vehículos es el sistema de frenado.

Unos frenos revisados y en buen estado pueden marcar la diferencia entre sufrir un accidente o no, en caso de frenado de emergencia.

Con el paso del tiempo los frenos se han vuelto cada vez más eficientes e incluso han añadido sistemas de frenado como el ABS que evitan el bloqueo total de las ruedas para mejorar la estabilidad del vehículo en caso de frenado brusco.

La dirección

Otro factor determinante dentro de los elementos de seguridad activa es la dirección del coche.

Un buen sistema de dirección puede permitirnos sortear obstaculos y peligros en la carretera de una manera mucho más sencilla y segura.

Algunas de las innovaciones que se han ido desarrollando dentro de este campo han sido, por ejemplo, los sistemas de dirección asistida, sistemas de asistencia eléctrica y sistemas de dirección adaptativa que permite ajustar la dureza del volante en función de la velocidad.

La suspensión

Otro de los elementos indispensables dentro de los sistemas de seguridad activa es el sistema de suspensión que es el encargado de mantener el vehículo estable y permite alcanzar mayores velocidades adaptándose a cada tipo de terreno.

Los neumáticos

Dentro de este listado de principales elementos de seguridad activa no podían faltar los neumáticos, la única parte del vehículo que conecta directamente con la carretera.

Realizar un correcto mantenimiento de los neumáticos es un factor fundamental si queremos mejorar la seguridad dentro de nuestro vehículo previniendo posibles accidentes asociados al desgaste de los mismos o una mala presión.

La iluminación

Un elemento de seguridad activa al que la gente no suele prestar mucha atención es el sistema de alumbrado de nuestro coche, pero debemos de tener en cuenta que para maximizar la seguridad en carretera es muy importantanto tanto ver correctamente como ser vistos.

Tener una visión reducida puede ser uno de los principales motivos de accidente en caso de mal clima o baja iluminación, por eso es tan importante realizar un chequeo periódico de todas las luces.

Sistemas electrónicos de estabilidad

Este sistema de seguridad activa es relativamente reciente y, en resumen, su función es monitorizar la velocidad de las ruedas, la posición del volante y el acelerador, para que analizando todos estos factores pueda actuar en consecuencia, equilibrando el coche y evitando que el conductor pierda el control del vehículo.

Actualmente podemos encontrar diferentes sistemas en el mercado, pero quizás los más conocidos son el ESP (Electronic Stability Program) y el ESC (Electronic Stability Control).

Otros sistemas de seguridad activa

Actualmente cada vez es más habitual ver cómo las marcas incorporan una gran cantidad de electrónica en sus vehículos y una gran parte de esta tecnología está destinada a mejorar la seguridad durante la conducción.

Por ello, en los últimos años, podemos encontrar nuevos elementos de seguridad activa como los sensores de cambio de carril, sensores de proximidad, sensores de sueño o sistemas de conducción que permiten circular casi sin manos sin salirse del carril.

Elementos de seguridad pasiva y activa
Elementos de seguridad pasiva y activa

¿Qué son los elementos de seguridad pasiva en el coche?

Al contrario que ocurre con los sistemas de seguridad activa, los elementos de seguridad pasiva se centran en reducir al máximo los daños en caso de accidente.

Elementos de seguridad pasiva

Aunque los principales elementos de seguridad pasiva de los vehículos suele ser la carrocería y el chásis ya que son los encargados de recibir la mayor cantidad de energía en caso de accidente, con el paso de los años se han ido perfeccionando los sistemas de seguridad pasiva y cada vez se consigue salvar un mayor número de vidas.

 

Cinturón de seguridad

Otro de los elementos de seguridad pasiva más importante es el cinturón de seguridad que sirve para evitar que los ocupantes del vehículo, en caso de colisión, salgan proyectados contra el salpicadero u otros elementos del interior del habitáculo.

Reposacabezas

Este sistema de seguridad pasiva es un elemento al que no muchas personas le dan la importancia que merece, pero llevar el reposacabezas correctamente colocado puede minimizar o incluso evitar posibles latigazos cervicales que pueden provocar lesiones graves o incluso la muerte.

Airbags

Aunque este método de seguridad pasiva antiguamente fué muy criticado, lo cierto es que con el paso de los años se ha ido volviendo cada vez más seguro y sirve para reducir la fuerza del impacto contra el salpicadero.

Cristales

Gracias a los grandes avances tecnológicos de los últimos años este método de seguridad pasiva ha conseguido que en caso de accidente, los cristales no se partan en mil pedazos sino que se queden fisurados pero sin perder la composición inicial, evitando cortes entre los ocupantes del habitáculo.

Sistema de retención infantil

Antiguamente no era obligatorio situar a los más pequeños en una sillita homologada pero según fueron mejorando las prestaciones de los vehículos, cada vez se volvía más importante asegurar la integridad de los niños, e incluso desde 2011, la Unión Europea hizo obligatorio el sistema de fijación ISOFIX.

 

Pedales y columna de dirección deformable

En caso de accidente, este sistema de seguridad pasiva permite deformar los pedales y dirección del volante para reducir la resistencia del impacto y así evitar lesiones graves en las piernas y abdomen.

Sistema eCall

Una de las últimas incorporaciones a este conjunto de elementos de seguridad pasiva es el llamado sistema eCall que mediante electrónica interpreta las situaciones en las cuáles se ha podido sufrir un accidente y manda un aviso al 112 con la localización exacta del vehículo.

 

¿Seguridad pasiva o seguridad activa?

Como ya hemos podido comprobar no hay un sistema de seguridad más importante que el otro ya que cada uno tiene una función diferente.

Mientras que los elementos de seguridad activa tratan de prevenir los accidentes, los sistemas de seguridad pasiva son los responsables de minimizar los daños una vez que ya ha ocurrido.

Los elementos de seguridad pasiva y seguridad activa deben trabajar en sintonía para maximizar la seguridad de los ocupantes y del resto de usuarios de la vía.