Atención telefónica: 91 060 52 22. Lu a Sá: 9-20:30h | Do: 10-14h y 16:30-20:30h | ¡ESTAMOS ABIERTOS!

¿Es rentable comprar un coche híbrido?

 

Siendo los coches híbridos más caros que sus competidores convencionales, es normal que te preguntes: ¿es más caro su mantenimiento? ¿Realmente ahorran combustible? ¿Son mejores para el medio ambiente? Estas y otras dudas las responderemos a continuación.

 

 

coche híbrido cargando baterias
Los coches híbridos han llegado para quedarse pero ¿son más rentables que uno de gasolina?

 

Los coches híbridos se presentan como el futuro de la automoción aunque llevan con nosotros más tiempo del que imaginas. Nacieron con la intención de ofrecer una opción para reducir el consumo de gasolina y como una alternativa más sostenible con el medio ambiente. Algo que sería perfecto si no fuera por su talón de Aquiles: las baterías.

Mucho han cambiado las cosas desde 1997, cuando se presentó el primer coche híbrido producido en serie, pero las dudas siguen siendo las mismas: ¿es rentable comprar un coche híbrido? Sigue leyendo para averiguarlo.

 

¿Qué es un coche híbrido?

 

Un coche híbrido es un coche que se vale de dos sistemas de propulsión distintos, según lo define la Sociedad de Ingenieros de Automoción de los Estados Unidos (SAE). Los hay de muchos tipos pero nos vamos a centrar en los coches que combinan un motor de combustión con uno eléctrico, es decir, los híbridos más comunes. De ahora en adelante, cuando hablemos de coches híbridos, nos vamos a referir a estos.

A grandes rasgos, en un coche híbrido, cada uno de estos motores entra en acción cuando es necesario, de forma que puedes decidir entre usar el motor de gasolina si necesitas más potencia, o usar el eléctrico si necesitas mayor eficiencia. Lo revolucionario de estos coches es que, mientras frenas, el coche convierte esa energía "desperdiciada" en electricidad que alimenta las baterías.

 

historia coches hibridos infografía
Infografía de los coches híbridos desde su planteamiento en 1895 hasta su producción en masa en 1997.

 

Historia de los coches híbridos

 

En 1895 un periodista francés dijo que la combinación de combustible y electricidad daría muchas sorpresas en el futuro. Es más, Nikolas August Otto, uno de los padres del automóvil, llegó a decir que: “el motor eléctrico es un genial invento que seguramente un día complementará al motor de gasolina”. Estas palabras, casi proféticas, resumen perfectamente la historia del coche híbrido, una idea brillante que tuvo que superar muchos escollos antes de ver la luz.

En los inicios del automóvil, los coches eléctricos y de combustión convivían sin mayor inconveniente. Sin embargo, los motores de combustión terminaron imponiéndose: las baterías de los coches eléctricos limitaban su autonomía. Las cosas cambiarían con el creciente precio del combustible y la preocupación por el impacto de las emisiones de CO2. Estos hechos empujaron a las mentes más brillantes a buscar alternativas al combustible fósil.

 

Victor Wouk, un genio que lo cambió todo

 

Uno de esos genios desconocidos fue el ingeniero eléctrico Victor Wouk. Wouk estaba convencido de que la electricidad era la mejor alternativa al combustible tradicional, pero tras de un año de muchos esfuerzos, no tuvo más remedio que abandonar su idea. Las dichosas baterías no estaban aún a la altura.

Lejos de rendirse, Wouk comenzó a coquetear con una idea novedosa: combinar la potencia de un motor de gasolina con la limpieza de uno eléctrico. Pese a sufrir cientos de contratiempos, su sueño al final se hizo realidad. 

En los 70 presentó un Buick Skylark alimentado con un motor eléctrico y uno de gasolina. Este coche Frankenstein logró impresionar a la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA). Este Buick alcanzó una velocidad de 85 km/h y consiguió gastar menos de la mitad de lo que un coche de la misma marca consumía con motor de gasolina. Este logro le hizo pasar a la historia como el abuelo de los coches eléctricos e híbridos.

 

Toyota marca un hito en la historia del coche híbrido

 

Tomando como predecesor al Buick Skylark, en los años 60 Toyota se lanzó a la búsqueda de una alternativa más eficiente a los motores de combustible. 

Su primera apuesta fue por la combinación de turbinas de gas que alimentaban un motor eléctrico, y aunque novedosa, esta idea fue descartada en favor de un sistema que combinaba un motor de combustión con uno eléctrico.

 

logo híbrido Toyota
El gigante japonés Toyota apostó por alternativas a la gasolina desde la década de los 60.

 

Después de mostrar varios “concept car”, Toyota presentó al mundo en 1997 su aclamado Toyota Prius. Este coche llamó inmediatamente la atención en el mundo entero: no solo consiguió numerosos premios internacionales, sino que contó con la aprobación de miles de conductores. 

En muy poco tiempo el Toyota Prius se convirtió en el primer coche híbrido de producción masiva. El resto de la historia ya la conocemos, en la actualidad junto a su ya mítico Prius, Toyota ofrece versiones híbridas de sus otros dos coches más representativos: Toyota Yaris y Toyota Auris.

 

Coche híbrido vs convencional. Ventajas e inconvenientes

 

Precio

 

El principal inconveniente de un coche híbrido es el precio, siendo más caro que uno convencional, aunque su compra suele tener ventajas fiscales y ayudas económicas, que reducen la diferencia final en el precio.

La buena noticia es que la demanda de este tipo de coches ha aumentado muchísimo en los últimos años y cada vez más marcas se apuntan a la producción de modelos híbridos. La alta demanda, la competencia entre fabricantes y los avances tecnológicos, están logrando que la brecha entre coches híbridos y convencionales sea cada vez más estrecha y que estos sean más eficientes y económicos.

 

¿Es más caro el mantenimiento de un coche híbrido?

 

Es probable que esta duda ronde tu cabeza: ¿es caro el mantenimiento de un coche híbrido? 

Por un lado, en un coche híbrido no encontrarás piezas como la correa de distribución, el alternador, o el motor de arranque; que aunque no lo creas, son las piezas que más atención requieren en los coches convencionales. Todo esto hace que su mantenimiento sea bastante sencillo, pero tiene un punto débil del que ya hemos hablado: las baterías.

Las baterías están diseñadas para acompañar al coche híbrido durante toda su vida útil, que es de unos 10 años de media. Sin embargo, algunos estudios afirman que las baterías suelen durar en torno a los 8 años dependiendo del modelo. En todo caso, si comparas el coste del mantenimiento de un coche convencional con el de un coche híbrido, estos últimos son, de media, más económicos, siempre que revises a conciencia sus baterías.

Así que no, el mantenimiento de un coche híbrido, lejos de lo que muchos piensan, no es más caro que el de uno convencional.

Si analizamos los promedios, los híbridos suelen ser en torno a un 30% más económicos de mantener.

 

¿Realmente ahorran combustible?

 

Otra pregunta muy habitual que seguro tú también te has planteado: ¿ahorran combustible los coches híbridos? Esto depende del tipo de motor eléctrico que complementa al de combustión, la capacidad de las baterías y el tipo de uso que le des.

 

coche híbrido recargando batería en la calle
El ahorro de gasolina es el punto fuerte de los coches híbridos.

 

En el caso de un híbrido convencional, sus baterías se recargan de manera automática mientras circulas, por lo que son ideales para desplazarte por la ciudad. 

En cambio, los híbridos enchufables, que cargan sus baterías enchufándolos a la red eléctrica, cuentan con una potencia y una autonomía mayor. Son los coches perfectos para desplazamientos más largos.

Dependiendo de tus necesidades, el ahorro en combustible puede estar entre el 30% y el 50%. Así que sí, los híbridos convencionales te ayudarán a ahorrar combustible en entornos urbanos y los enchufables en carreteras.

 

El medio ambiente, un coste que no solemos tomar en cuenta

 

Cada día nos preocupamos más por el medio ambiente y seguro que esta es una cuestión que te hizo pensar en un coche híbrido. Aunque solo hemos hablado de ahorro en mantenimiento y combustible, no podemos dejar de analizar el impacto que puede tener tu coche híbrido en el medio ambiente.

La emisión media de CO2 de un coche de combustión es de 25.000 kilogramos al año. En el caso de los coches eléctricos, su emisión se reduce a 0, por lo que no es raro pensar que el impacto de un coche híbrido estará a mitad de camino. 

La media anual de emisión de CO2 de un coche híbrido es de 18.000 kilogramos al año, un 30% menos en promedio que un coche convencional: otra buena razón para optar por este tipo de coche.

 

En resumen: ¿son rentables los coches híbridos?

 

Como has podido leer, el mantenimiento de un coche híbrido suele ser un 30% más económico, pueden llegar a ahorrar entre un 30% y un 50% de combustible y emiten un 30% menos de CO2 al medio ambiente. 

Estas ventajas, a la larga, acaban compensando el coste superior que puede tener una versión híbrida en comparación a sus competidores.

Así que el criterio es unánime: sí, los coches híbridos son más rentables.

 

 

Infografía

 

infografía que explica por qué son más rentables los coches híbridos

Coches segunda Mano
Atención telefónica: 91 060 52 22  Lu a Vi: de 9:00 a 20:30h.
Sá y Do: de 10:00 a 20:30h.