Descubre los tipos de elevadores de coches

Todos los conductores que alguna vez han sufrido una avería en su vehículo están familiarizados con los elevadores. Ya sea propio o el de un taller, este es un elemento fundamental en lo respectivo a mecánica y reparación de coches. 

Hoy te contamos qué tipos de elevadores de coches existen y te ayudamos a elegir el más adecuado.

Qué son los elevadores de coches y para qué sirven

Los elevadores de coches son instrumentos que permiten, como su nombre indica, elevar y soportar el peso del vehículo para poder trabajar bajo el mismo o en zonas que requieran que el coche se encuentre en una posición alta. De esta manera, los elevadores permiten realizar las diferentes tareas de mantenimiento o revisión sobre el coche.

Debido a la complejidad mecánica de un vehículo, existen distintos tipos de elevadores de coches adaptados a las necesidades y características de cada coche o furgoneta.

Tipos de elevadores

Podemos distinguir tres tipos principales de elevadores, cada uno con funciones diferentes acorde a cada coche y sus características.

Elevadores de columna

En esta tipología se encuentran los elevadores que permiten elevar la carga gracias a uno, o varios brazos, que se sitúan bajo el vehículo y permiten levantarlo. Pueden ser:

  • Simétricos, si los brazos miden lo mismo. Pensados para vehículos comerciales y pesados.
  • Asimétricos, si los brazos tienen distinta medida. Más comunes en las reparaciones de vehículos ligeros.

Su funcionamiento puede ser hidráulico o electromecánico.

Elevador de una columna

Este tipo de elevador, constituido por una única columna que permite elevar el vehículo está pensado para realizar labores en zonas aisladas o que no requieran mucho tiempo de reparación como revisar el estado de las ruedas. Se utiliza en terrenos llanos y no requiere de gran espacio o una instalación compleja para poder utilizarlo.

Elevador de dos columnas

El elevador de coches de dos columnas es uno de los más comunes en los talleres de vehículos. Es similar al de una columna con la diferencia de que este utiliza dos brazos para poder elevar el coche sin problemas. Tampoco requiere un gran espacio para poder instalarlo y es uno de los más seguros y utilizados en tareas que requieran una reparación o revisión compleja y larga. Sin embargo, se debe realizar una revisión periódica de este tipo de elevador para poder nivelarlo y garantizar la seguridad en su uso.

Elevador del coche de dos columnas
Elevador del coche de dos columnas

Elevador de cuatro columnas

Este tipo, algo más complejo y poco común, está pensado para vehículos pesados como los SUV o las furgonetas. También son una buena opción si se quieren realizar arreglos sobre la dirección del vehículo.

Elevadores de tijera

El elevador de tijera se asemeja al funcionamiento de un elevador de dos columnas pero es uno de los más sencillos de utilizar. En vez de brazos, este instrumento utiliza pasarelas y tacos de goma. Este permite elevar un coche desde el suelo, por lo que solo se necesita colocar el coche sobre el mismo.

Elevador de coche de tijera
Elevador de coche de tijera

Elevadores portátiles

Este tipo de elevadores no están fijados al suelo y se pueden mover de un sitio a otro. Algunos suelen ser utilizados por conductores y otras personas no familiarizadas con el área de la mecánica. Existen muchos tipos, aunque los más comunes son los siguientes.

Elevador de tijera móvil basculante

El funcionamiento de este elevador es a través de una plataforma que permite levantar la parte delantera con un mecanismo similar al elevador de tijera.

Elevador de una columna móvil

Al igual que el elevador de columna convencional, este permite elevar vehículos más pesados.

Elevador portátil lateral

Este elevador, más pequeño que los anteriores, permite levantar el coche por la zona lateral. Es muy común para pequeñas labores como cambiar una rueda.

Elevador de coche portátil
Elevador de coche portátil

Instalación y mantenimiento de un elevador del coche

Los elevadores son instrumentos complejos y que deben ser revisados y mantenidos para garantizar la seguridad de aquellos que los utilizan. Para realizar el correcto mantenimiento del elevador, es necesario limpiarlo regularmente, además de revisar elementos tales como los brazos de elevación, tornillos, lubricación, cadenas, tuercas… 

Respecto a la instalación, los fabricantes aconsejan que sea realizada por expertos cualificados para evitar percances con los mismos. 

Cómo elegir el mejor elevador del coche

Para poder elegir el elevador del coche, hay que tener en cuenta varios elementos:

  • Uso: en función de las necesidades que tengamos con el vehículo, así como lo que queramos revisar o reparar.
  • Peso: todos los elevadores tienen una carga máxima que pueden soportar, por lo que es necesario tenerlo en cuenta.
  • Homologación: a la hora de elegir un elevador, es indispensable revisar que cumple con los controles de calidad y seguridad necesarios.
  • Instalación: si el elevador requiere instalación es necesario asegurarse de que se dispone del espacio y los medios para poder montarlo.