Atención telefónica: 91 060 52 22. Lu a Sá: 9-20:30h | Do: 10-14h y 16:30-20:30h 

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de vender tu coche?

Vender un coche de segunda mano suele ser un dolor de cabeza. Bien sea porque necesitas el dinero o porque quieres cambiar de coche, deshacerte de tu compañero de cuatro ruedas puede llegar a ser complicado. Para ayudarte en este proceso, te contamos todo lo que necesitas saber antes de vender tu coche.

 

 

vender mi coche dinero
Vender un coche de segunda mano puede ser una experiencia complicada para muchas personas



Si has tomado la decisión de vender tu coche, debes saber que te espera un camino complicado: regateos, ofertas absurdas, papeleos y un sin fin de trámites engorrosos. Dejar este proceso en manos de un profesional puede ahorrarte mucho tiempo y disgustos, pero si decides hacerlo por tu cuenta, es conveniente prestar atención a estos consejos:



Mantén los papeles al día

 

Antes de anunciar tu vehículo, es importante que revises toda la documentación del coche. Para poder realizar la transferencia al nuevo titular, deberás tener el impuesto de matriculación pagado, la ITV en vigor y no tener ningún tipo de multas pendientes.

 

La reserva de dominio puede entorpecer la venta

 

Si compraste tu coche en un concesionario y lo sacaste a plazos, es muy probable que tu coche tenga lo que denominan “reserva de dominio”, esto es, a simples rasgos, una cláusula que te impide realizar la transferencia o cambio de titularidad del coche hasta que no quede la deuda saldada. Si tu coche cuenta con este impedimento, es recomendable que se lo comuniques al potencial comprador para que no haya sorpresas. La honestidad en este proceso es la clave.

 

¿Cómo anular una reserva de dominio?

 

Para anular una reserva de dominio, lo primero que deberás hacer es pagar por completo la deuda con tu prestamista. Pagar la última letra no significa que esta quede anulada, por lo que puede que hayas pagado tu coche al 100% y aún así contar con esta cláusula.

Por lo general los bancos y las financieras se encargan de estos trámites de forma gratuita, por lo que es importante que te pongas en contacto con tu banco y te cerciores de que, en efecto, esta cláusula ha sido anulada. De no ser así, lo mejor es acudir a un profesional, ya que ellos cuentan con años de experiencia y podrán resolverlo en muy poco tiempo.

 

Una vez que tengas al día toda la documentación, conviene reunirla en un solo archivo. Este deberá tener:

 

  • Ficha técnica (con la ITV vigente) y permiso de circulación
  • Documento de compra del coche
  • Carta de liberación de la reserva de dominio (en caso de tenerla)
  • Impuesto de circulación al día (conocido también como “numerito”)
  • Libro de mantenimiento del coche
  • Facturas de todas las reparaciones y mantenimientos que le hayas hecho a tu coche.



Revisa el coche a conciencia

 

Antes de anunciarlo, conviene que le hagas una revisión general al coche, ya que cualquier desperfecto podría afectar el precio final en el que lo vendas. Podrías perder la venta por un fallo que ni siquiera conocías.

Si tu coche presenta alguna avería menor, puedes valorar dos escenarios: arreglarlo tú o dejarlo en manos del comprador, descontando del precio final el valor de la misma. Conviene pedir presupuesto en un taller mecánico antes de tomar la decisión.

El estado interior y exterior del coche son fundamentales. Recuerda que casi todo entra primero por los ojos, así que las pequeñas imperfecciones a nivel de tapicería o chapa pueden depreciar el valor de tu coche. Al igual que antes, valora si merece más la pena arreglarlas o dejar que lo haga el comprador, aunque esto pueda suponer que tardes más en venderlo.



Examina el mercado

 

Llega el momento de poner precio a tu coche. Antes de comparar y evaluar, es muy importante que te desprendas de todo el valor emocional que pueda llevar encima tu compañero de cuatro ruedas. Para algunos, los coches son máquinas que nos llevan de un punto a otro, pero para otros son compañeros de viaje que despiertan muchas emociones. Seas de los primeros o de los segundos, el mercado es el que es y te tienes que someter a él.

 

persona comparando precios en internet
Examinar el mercado es fundamental, tu coche compite contra otros cientos por los posibles compradores

 

Compara tu coche con otros modelos similares, compara incluso con otros de más años o menos. Por ejemplo, si tu coche es de 2016, compáralo con otros similares del 2015 y de 2017. Un comprador podría preferir pagar un poco más y llevarse uno más nuevo o pagar un poco menos pero con más años.

 

Elige un precio acorde

 

Puede que hayas sido la persona más cuidadosa del mundo con tu coche, que lo hayas mimado y no te hayas saltado ni un solo día los mantenimientos del vehículo. Sea quien sea que compre tu coche, se llevará una verdadera joya, pero malas noticias: no por esto tu coche valdrá mucho más de lo que dictamina el mercado.

Cuando anuncias tu coche, este compite contra cientos de coches similares, que puede que estén en el mismo estado que el tuyo. Elegir un precio acorde te ayudará a venderlo antes y venderlo mejor: aunque sea muy duro decir esto, tu coche no es tan especial como crees, al menos no para los compradores potenciales.

 

Revisa a menudo la evolución del mercado

 

El mercado puede ser bastante cruel, y lo que hoy era un precio razonable, en muy poco tiempo puede convertirse en un precio elevado. Constantemente entran nuevos coches a competir, algunos con mucha urgencia por venderlo, por lo que los precios bajarán cada vez más. Si no haces ajustes a tiempo, es posible que tardes mucho más en venderlo.



Anuncialo en los portales

 

Una vez que hayas revisado la documentación del coche y lo hayas tasado de una forma objetiva, toca anunciarlo en los portales especializados. Hay cientos de portales a tu disposición, todos ellos gratuitos, entre los mejores: coches.net, autocasion.com, coches.com o segundamano.es. No escatimes esfuerzos, publícalo en todos los que tengas a la mano.

Realiza un buen reportaje fotográfico del coche, tanto por dentro como por fuera. Elige un lugar bien iluminado donde se pueda apreciar muy bien tu coche. Si tiene alguna abolladura, rozamiento o picotazo, detállalo en las fotos, así los compradores se evitarán disgustos y sorpresas.

Detalla muy bien todos los extras de tu coche, eso despertará el interés de los potenciales compradores. Si tiene algún detalle mecánico o estético que no se aprecie en la foto, es mejor dejarlo claro en el anuncio, así evitarás perder tu tiempo.



Acude a un profesional

 

Si todo esto te parece tedioso y complicado, puede que tu mejor opción sea acudir a un profesional. Ellos te ofrecerán una tasación bastante aceptable y se encargaran de todo lo antes mencionado. No obtendrás tanto dinero como si lo vendieras por tu cuenta, pero te evitarás dolores de cabeza y tendrás el dinero al instante: fácil, rápido y sin complicaciones.

Coches segunda Mano
Atención telefónica: 91 060 52 22  Lu a Vi: de 9:00 a 20:30h.
Sá y Do: de 10:00 a 20:30h.