Diferencias entre leasing y renting. ¿Realmente compensa?

 

Si necesitas un coche para tu día a día, ir a trabajar o desplazarte por tu municipio, seguro que te estás planteando la mejor manera de adquirirlo.

Tradicionalmente, en España, los conductores han optado directamente por comprar un coche nuevo o un coche de segunda mano en relación a las necesidades, presupuesto y características que estén buscando, pero durante los últimos años han surgido otras modalidades como el leasing o el renting.

 

 

Comparativa entre leasing, renting y comprar un coche
¿Qué sale más rentable: comprar, leasing o renting?

 

 

En la última decada, estas dos opciones de compra se han visto comprometidas por la aparición de otras alternativas para conducir un coche. Hablamos de las dos nuevas modalidades de coches de renting y coches de leasing.

Hoy en este post analizaremos la diferencia entre renting y leasing de coches.

 

Comparativa entre coches de leasing y coches de renting

 

A lo largo de este artículo, comprobaremos si realmente sale rentable a largo plazo la adquisición de un coche de leasing o renting frente a la compra de un coche nuevo o de segunda mano. 

Aunque primero procederemos a analizar en qué consiste cada una de estas modalidades.

 

¿Qué es un coche de renting?

 

La adquisición de un coche de renting consiste en un contrato de alquiler de vehículos durante un período determinado, mediante una cuota fija.

Por ejemplo, si firmamos un contrato de renting de cualquier coche y estipulamos un precio de 100€ al mes, este precio se mantendrá fijo a lo largo del tiempo hasta la finalización del contrato.

Algunas características de este tipo de contrato son:

  • Con esta modalidad, la propiedad del coche nunca pasa a la persona que lo conduce, si no que pertenece al arrendador o entidad arrendadora.

  • Este tipo de contratos tienen un límite de kilómetros permitidos al año.

  • Como norma general, incluyen las revisiones del coche, el pago del seguro a todo riesgo, mantenimiento de neumáticos, averías, coches de sustitución...

Esta modalidad a primera vista puede parecer muy cómoda ya que no tienes que preocuparte por nada más a parte de repostar carburante. Además, no se requiere un desembolso inicial tan fuerte como para la adquisición de un coche en propiedad, aunque cada día se ofrecen mejores facilidades de financiación, incluso para coches de segunda mano.

 

¿Qué es un coche de leasing?

 

Un contrato de leasing, al igual que el de renting, se trata de un acuerdo de arrendamiento pero en esta ocasión con opción a compra. 

Una vez finalizada la duración del contrato y habiendo pagado todas las cuotas mensuales, se ofrece al arrendatario la posibilidad de adquirir el coche en propiedad por un precio anteriormente fijado en el contrato.

La modalidad de leasing exige un contrato de duración mínima de dos años, no existe la posibilidad de anulación de contrato y es el propio arrendatario el responsable del mantenimiento del coche, así como de las posibles averías y gastos de gestión necesarios.

Como hemos podido comprobar, el renting está más enfocado en el alquiler de un coche con la ventaja de que no tengas que preocuparte por nada y el leasing es un tipo de “financiación” en el que finalmente acabas por adquirir el vehículo.

En el siguiente punto analizaremos las principales ventajas y desventajas entre renting y leasing.

 

Ventajas y desventajas. Leasing vs Renting

 

Ya hemos comentado la principal diferencia entre una modalidad y otra, el renting, resumidamente, es un alquiler SIN opción de compra mientras que el leasing es un alquiler CON opción de compra.

A continuación, enumeramos las ventajas y desventajas entre ambas modalidades y la compra en propiedad de un vehículo.

Diferencia entre Leasing y Renting
Diferencia entre Leasing y Renting

 

Ventajas del renting

 

Las ventajas de un coche de renting son:

  • El precio de mantenimiento del coche tiende a 0, ya que generalmente es la entidad arrendadora la responsable de pagar el seguro, mantenimiento y averías.

  • Si sumamos el precio total del coche, el de mantenimiento y el del seguro, la opción del renting puede ser en torno a un 15% más económica.

  • Se pueden alquilar vehículos de todo tipo dependiendo de las necesidades: Motos, tractores, furgonetas…

  • La cuota fija permite planificar los gastos mensuales con mayor comodidad y sin imprevistos.

 

Desventajas del renting

 

Las desventajas de un coche de renting son:

  • Nunca serás el propietario del vehículo

  • Aunque el precio total ya hemos comentado que puede ser más económico, al no disponer del coche nunca en propiedad, no tendremos la opción de venderlo y recuperar parte de la inversión. 

  • No se puede cancelar el contrato o si lo haces deberás pagar una penalización.

  • En caso de que lo necesites, no podrás realizar modificaciones al coche.

  • Existe un límite de kilómetros anuales y podrás ser penalizado.

 

Ventajas del leasing

 

Algunas ventajas de un coche de leasing son.

  • Frente al renting, finalmente, podrás adquirir el vehículo en propiedad y recuperar parte de la inversión realizada.

  • Los pagos generalmente son más bajos que los del renting al no incluir ciertas facilidades como el pago del seguro, mantenimiento y averías.

  • En caso de tratarse de un coche para uso profesional, puede tener ciertas ventajas fiscales.

  • Puedes usar coche nuevo cada pocos años

Desventajas del leasing

 

Algunas desventajas de un coche de leasing son:

  • Durante al menos dos años no dispondrás del coche en propiedad y no podrás venderlo para recuperar lo invertido.

  • Al igual que el renting, hay penalizaciones por cancelación de contrato.

  • En muchos casos todos los gastos derivados del coche son suplidos por la persona que está contratando el leasing.

  • El seguro del coche de media es más caro para coches de leasing.

  • Si finalmente decides no comprar el coche, puede haber penalizaciones por un excesivo desgaste o exceso de kilometraje.

 

Comprar un coche vs coche de leasing o renting

 

Ahora que ya hemos visto las ventajas y desventajas de ambas modalidades podremos hacer una comparativa entre ellas y adquirir un coche en propiedad.

La principal ventaja de comprar un coche es que la inversión que haces para adquirirlo es parcialmente recuperable, si bien es cierto que dicen que los coches se devalúan según los compras, siempre tendrás la seguridad de que podrás venderlo, al contrario que en las otras dos modalidades.

El precio de entrada para adquirir un coche en propiedad suele ser más alto que la opción de renting o leasing, aunque esto se puede suplir con las facilidades ofrecidas por parte de las financieras o adquiriendo un coche de segunda mano.

El precio de un coche de segunda mano, nos asegura un precio incluso menor que el de un renting o leasing. Si quieres saber más sobre las ventajas de comprar un coche de segunda mano visita nuestro artículo.

Por otra parte, si has comprado un coche, al contrario que en la mayoría de renting, todos los gastos correrán por tu cuenta, pero podrás tener una mayor libertad de personalización del vehículo.

Además, al disponer de un coche en propiedad no tendrás que preocuparte por el kilometraje y podrás utilizarlo siempre que quieras.

Por el precio, con Flexicar, tampoco tendrás que preocuparte ya que tenemos los mejores coches de ocasión baratos que existen actualmente en el mercado, ven a conocernos a cualquiera de nuestros concesionarios y descubre la gran cantidad de marcas y modelos que tenemos disponibles en nuestro stock.