¿Cómo limpiar la tapicería del coche?

Muchas veces para lavar el coche nos acercamos a un puesto de autolavado y le damos un agua a la carrocería para que el exterior de nuestro vehículo luzca reluciente, pero no debemos olvidar que viajamos en el interior y una correcta limpieza de nuestra tapicería del coche hablará muy bien de nosotros y nos permitirá viajar cómodamente.

Hoy en este artículo del blog queremos analizar las diferentes técnicas y alternativas a la hora de limpiar la tapicería de nuestro coche. 

Limpieza interior del coche 

El interior de nuestro coche está conformado por diferentes piezas, botones y asientos que deberemos limpiar con frecuencia si queremos viajar cómodamente, evitando malos olores y eliminando particulas de suciedad que pueden afectar negativamente a personas alérgicas o con problemas respiratorios.

Limpieza superficial

Para las partes de plástico como la mayoría de botones, volante, salpicadero u ordenador de abordo bastará con un simple trapo húmedo que no llegue a empapar para hacer una primera limpieza superficial del habitáculo.

Incluso si queremos realizar una limpieza más en profundidad, podemos recurrir a un aspirador para eliminar todos las partículas de suciedad del suelo y recobecos de nuestro coche.

Es recomedable extraer las alfombrillas y sacudirlas en el exterior para poder aspirarlas comodamente y darle un repaso al suelo de nuestro vehículo.

Limpieza de espejos y cristales

Para las partes de vidrio como el parabrisas, el retrovisor o las ventanillas, es recomendable usar algún tipo de líquido específico para limpiar cristales, esto aumentará notablemente la visibilidad y mejorará nuestra seguridad.

Una vez que hayamos limpiado todos los cristales, salpicadero, volante, suelo y demás cubículos que existen en el interior del vehículo ha llegado el momento de limpiar la tapicería del coche.

Limpiar la tapicería del coche

En principio limpiar la tapicería del coche puede parecer una tarea bastante sencilla pero debemos tener en cuenta que no todos los acabados de los asientos del coche son iguales y por tanto no debemos tratarlos de igual manera.

Si queremos evitar desperfectos irreversibles en los asientos de nuestro vehículo deberemos tratar cada mancha y cada material cómo se merece para no dañar el tejido de la carrocería. 

Actualmente en el mercado hay muchos productos que anuncian poder limpiar todo tipo de tapicerías de coche pero hoy queremos analizar cuál es la mejor forma de hacerlo y si existen productos específicos para cada tipo de tapicería.

Limpiar tapiceria del coche
¿Cómo limpiar la tapiceria del coche?

Pasos para limpiar la tapicería del coche

El primer paso que debemos seguir para limpiar la tapicería del coche, antes de mojar los asientos o aplicar ningún producto debería ser un primer aspirado que elimine toda la suciedad superficial que se genera del simple uso del vehículo abriendo y cerrando puertas.

Ahora que ya está aspirado todo el interior, es hora de limpiar la tapicería. En el caso de que no haya manchas graves en principio bastaría con pasar una esponja empapada en agua y jabón, e iremos restregando por toda la superficie sin aplicar demasiada presión para evitar dañar la tapicería o que llegue a calar el acolchado, este método es aplicable a todo tipo de tapicerías incluidas las de piel.

En caso de que haya alguna mancha leve, también podemos utilizar espuma seca a modo de quitamanchas, aplicándola unos minutos y retirándola con un trapo seco.

En el caso de que nuestra tapicería sea de piel, es recomendable aplicar de vez en cuando un poco de crema hidratante específica para pieles, evitando cremas hidratantes para piel humana que podría darnos problemas a la larga, pero sin exceder la cantidad ya que podría tardar mucho en absorverse y podría mancharnos la ropa.

Para una limpieza general sin manchas específicas, con este método para limpiar la tapicería del coche sería suficiente.

Limpiar la tapicería del coche: Manchas específicas

Ahora que ya hemos visto cómo realizar una limpieza general de la tapicería de nuestro coche, vamos a profundizar en algunas manchas específicas y comunes que requieren un tratamiento especial.

Manchas de barro en la tapicería

Especialmente para los coches que se suelen conducir por el campo, es bastante habitual encontrarnos restos de barro en la tapicería y suelo, para esto es recomendable utilizar un cepillo humedecido con agua sin ejercer mucha presión para ir quitando las manchas antes de realizar la limpieza general anteriormente mencionada.

 

Manchas de café, té u otras bebidas en la tapicería

En muchas ocasiones con las prisas del día a día es habitual tomar nuestro café, té o refresco durante la conducción, práctica nada recomendable si no queremos ser multados.

Pero en el caso de que nosotros o algún otro ocupante manche la carrocería con este tipo de líquidos, es recomendable utilizar agua fría y un poco de limpiacristales.

Manchas de grasa en la tapicería

Especialmente las familias con niños pequeños seguro que han sufrido alguna mancha de grasa o aceite en la tapicería, para eliminarla es recomendable utilizar una mezcla de agua  con un poco de desengrasante y aplicarlo de forma local sin ejercer demasiada presión.

En caso de que este método no sea suficiente, también es recomendable utilizar un poco de glicerina diluida para limpiar la tapicería de nuestro coche de manchas de aceite y grasa.

Chicles pegados en la tapicería

Otra mancha bastante habitual sobre las tapicerías son los chicles que no conseguimos despegar, para ello deberemos utilizar un hielo que endurezca chicle y poco a poco con una espátula iremos retirando todos los restos que se hayan quedado pegados a la tapicería.

Desgraciadamente, para esta técnica no existe otra alternativa qué paciencia y mucho cuidado para no dañar la tapicería con la espátula, pero podemos asegurar que terminará funcionando.