¿Cómo camperizar una furgoneta?

Camperizar una furgoneta desde 0 puede ser un proceso bastante largo y costoso si no planificamos correctamente paso a paso el proceso de camperización.

Con el objetivo de simplificar al máximo este proceso, hoy te contamos cómo camperizar una furgoneta casera.

Para todas las personas que hayan decidido lanzarse a la carretera en busca de aventuras conduciendo su propia camper, hemos redactado este artículo con algunos consejos y recomendaciones para camperizar una furgoneta.

¿Qué significa camperizar una furgoneta?

Lo primero que debemos hacer es tener claro en qué consiste la camperización de una furgoneta y por definición popular podemos decir que la camperización de una furgoneta es el poceso por el cual una furgoneta se convierte legalmente en un espacio habitable contando con unos servicios mínimos que nos permita dormir, almacenar y cocinar.

Respecto al contexto legal de cada país, la camperización de las furgonetas deben cumplir con la legislación vigente para que pueda estar homologada y circular por las carreteras.

Camperizar furgoneta desde 0
Camperizar furgoneta desde 0

¿Puedo camperizar una furgoneta casera?

Aunque existe una gran oferta de empresas especializadas en la camperización de furgonetas, si queremos ahorrarnos unos euros la mejor alternativa será camperizar una furgoneta casera con nuestras propias manos.

Aunque a priori puede parecer un proceso muy difcil, lo cierto es que sólo necesitaremos tiempo, un espacio de trabajo y conocimientos que podemos adquirir facilmente en internet.

Encontraremos información para camperizar una gran cantidad de modelos distintos e incluso existen numerosos portales sobre camperizar furgonetas dónde podrás resolver todas tus dudas.

¿Cuánto cuesta camperizar una furgoneta?

En el caso de que hayamos decidido camperizar la furgoneta por nosotros mismos el precio medio de la camperización puede ser de unos 2.300 € a 6.000€ dependiendo de los materiales y sistemas seleccionados:

Aislamiento: Dependiendo de si usamos poliéster o poliestireno expandido el aislamiento puede salirnos por unos 100 € o 300 €.

Paneles: Aunque lo más recomendable es utilizar contrachapado fenólico de 1,5 cm de grosor, dependiendo del material puede oscilar en torno a los 500 €. 

Muebles: Dependiendo del número de muebles que queramos incorporar nuestra furgoneta camperizada podremos contar con bastantes comodidades a partir de los 200 €. 

Sistema eléctrico: Para el sistema eléctrico necesitaríamos una batería de 100Ah con un inversor y un kit de relé manual que sumando el cableado se nos quedaría en unos 350 € o 500 € y si le instalamos placas solares otros 200 €.

Calefacción: En función del uso habitual que le queramos dar a nuestra camper las opciones de calefacción van desde los 150 € a los 900 €.

Colchón: El precio medio de un colchón para una furgoneta camper está entre 100 € y 200 €.

Homologación: Una vez que hayamos realizado todas las modificaciones e instalaciones la homologación de la furgoneta, dependiendo de la complejidad, puede estar entre 500 € y 800 €.

A todo esto habrá que sumarle el precio total del vehículo en cuestión y lo más recomendable es acudir al mercado de coches de ocasión para poder comprar una furgoneta de segunda mano con la que nos ahorraremos entre un 20% y un 40% en relación a una furgoneta nueva.

¿Cuánto cuesta camperizar una furgoneta?
¿Cuánto cuesta camperizar una furgoneta?

Cómo camperizar una furgoneta paso a paso

Uno de los aspectos más importantes para camperizar una furgoneta desde cero de forma barata y sencilla es planificar y preparar todos los pasos que debemos realizar con anterioridad para que podamos ir adaptando el presupuesto y el montaje a nuestro tiempo y necesidades.

1. Elegir el modelo de furgoneta para camperizar

En el mercado existe una gran variedad de modelos de furgonetas que están pensadas especialmente para la camperización y si no queremos perdernos ninguna opción, lo primero será plantearnos cuál es el uso que le deseamos dar, cuántas personas van a viajar, si necesitamos que sea 4x4, qué servicios necesitamos y de cuáles podemos prescindir y si vamos a instalar un sistema de electricidad o de placas solares. 

Una vez que hayamos dado respuesta a todas estas preguntas ya podremos empezar a fijarnos en cuál es la mejor furgoneta camperizada para nosotros y en base a nuestro presupuesto ir buscando las mejores opciones. 

En el caso de que todavía no tengas claro cuáles son las mejores furgonetas para camperizar deberías echar un vistazo a nuestro artículo donde analizamos y realizamos una breve review con las mejores furgonetas tipo camper que existen actualmente en el mercado. 


2. Planificación y diseño de la camper

Una vez que ya hayamos comprado la furgoneta qué deseamos camperizar, antes de ponernos manos a la obra, deberemos empezar a planificar el proyecto de camperización e ir realizando un diseño de interior.

Aunque muchas personas no le prestan la atención adecuada a esta fase de planificación, puede ahorrarnos muchos problemas futuros, especialmente en el momento de la homologación y por ello es recomendable acudir a empresas especializadas que puedan asesorarnos o consultar en foros especializados con fuentes contrastadas.


3. Limpieza y puesta a punto de la furgoneta camperizada

Ahora que ya tenemos pensado cómo será nuestra camper, lo más recomendable es realizar una limpieza en profundidad en todo el interior del habitáculo y prestando especial atención a todas aquellas zonas que contengan óxido.

En caso de que sólo haya algunas pequeñas zonas con chapa oxidada y no sea necesario acudir a un taller especializado, lo que podemos hacer es lijar y limpiar con alcohol todas las superficies oxidadas y aplicar una o dos capas de pintura antióxido. 


4. Claraboyas y ventanas de la camper

Con todo el habitáculo limpio y libre de óxidos, es momento de empezar a agujerear las ventanas y claraboyas que deseamos tener.

En este punto dependiendo del diseño qué disponga nuestra furgoneta gozaremos de una gran variedad de posibilidades y tipos de ventanas que podremos realizar en cualquiera de las chapas de nuestra furgoneta.

Aunque un punto que sí es muy recomendable tener siempre en común es que se instale un ventilador/extractor de techo lo más cerca posible de la cocina para facilitar la salida de humos mientras cocinamos.

5. Aislar la furgoneta

Ahora que ya tenemos todas las ventanas de nuestra furgoneta camperizada instaladas es momento de aislar termica y acusticamente todo el vehículo.

En este punto deberemos prestar especial atención a que el aislamiento del suelo, paredes y techo quede perfecto ya que cuando empecemos a incluir los muebles y demás instalaciones, éste quedará fijo para siempre o nos tocará desmontar por completo toda la camper.

El aislante de nuestra furgoneta camperizada, además de protegernos del frío, calor y ruido, sirve para evitar daños por condensación o suciedad profunda que puedan dañar la estructura interior de nuestra furgoneta.


6. Instalación eléctrica

Dependiendo del tipo de instalación eléctrica que vayamos a realizar en nuestra camper, una vez que hayamos aplicado todo el aislamiento y antes de panelar la furgoneta, es recomendable realizar toda la instalación eléctrica y cableado para evitar qué los cables queden a la vista.

A no ser que seas un experto en la materia este puede ser uno de los puntos más complicados a la hora de camperizar nuestra furgoneta.

Además de las baterías auxiliares, deberemos insertar un cableado de diferentes milimetros para aguantar distintos tipos de corriente 12 y 20 V.



7. Panelar una furgoneta camperizada

Una vez que hemos aislado toda la furgoneta, es momento de panelar el suelo, paredes y techo que además de proteger el aislamiento anteriormente aplicado incorpora una base estética interior mucho más vistosa.

Aunque lo más recomendable es utilizar paneles de madera, en el mercado encontraremos una gran variedad de materiales de PVC muy ligeros y resistentes a un precio algo más económico.

No obstante, a la hora de definir la estética del interior de nuestra furgoneta camperizada debemos tener en cuenta que podemos pintar o utilizar papel pintado para rematar los paneles interiores.


¿Cómo camperizar una furgoneta casera?
¿Cómo camperizar una furgoneta casera?

8. Muebles de la camper

Ahora que la furgoneta camperizada empieza a coger forma, es momento de incluir todos los muebles interiores que previamente habíamos planificado para nuestra camper.

Habiendo aislado y panelado todo el interior, habrá que realizar medidas de nuevo para encajar al máximo todos los muebles de los que queramos disponer ya que podríamos haber perdido algunos centímetros en alguna parte de nuestra furgoneta.

Si hablamos de muebles para furgonetas camperizadas en el mercado encontramos una gran oferta de muebles prefabricados pero también tenemos la posibilidad de construirlos nosotros mismos utilizando contrachapados no muy pesados y económicos.


9. Fontanería de la camper

Aunque no es tan difícil como la instalación eléctrica, la instalación de fontanería puede requerir de manos especializadas para su aplicación, pero como elementos básicos necesitaremos instalar un depósito de aguas limpias y grises, una bomba de agua y vaso de expansión, mangueras, llaves de paso, roscas, racores y conectores de espiga.

Por otro lado también deberíamos tener en cuenta un lavabo y plato de ducha en caso de que así lo deseemos. 


10. Instalación de gas

En este apartado ya debemos entrar a valorar la legislación vigente al respecto para no cometer errores que puedan suponernos una homologación desfavorable.

Sea cual sea el tamaño de la bombona que vayamos a utilizar, siempre deberá estar situada en un armario totalmente estanco y rejilla de ventilación en el suelo de la furgoneta para asegurar la salida del gas al exterior en caso de fuga.

En el caso de que optemos por utilizar bombonas grandes, deberán ser accesibles únicamente desde el exterior de la furgoneta y colocarse en posición vertical.


11. Decoración de la furgoneta camperizada

Ahora que ya tenemos casi lista nuestra nueva furgoneta camperizada es momento de uno de los puntos con los que nos sentiremos más realizados y satisfechos y es convertir nuestra furgoneta camperizada en un hogar.

En Internet encontrarás una gran cantidad de inspiración e ideas con interiores de todo tipo y para todo tipo de gustos, pero uno de los principales detalles que debemos de tener en cuenta es intentar priorizar espacios al máximo y no sobrecargarlo para facilitar la estancia de los ocupantes en su interior.


12. Homologar una furgoneta camperizada

Antes de comenzar todo el trámite burocrático es muy importante que hayamos realizado todos los cambios necesarios de nuestra furgoneta ya que si realizamos algún cambio importante deberemos volver a homologarla, pagando todos los trámites de nuevo.

El primer punto será decidir si nos conviene homologar nuestra furgoneta como furgón vivienda o como autocaravana.

Para ello deberemos hablar previamente con el ingeniero y consultar las limitaciones y ventajas de cada caso para elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Una vez que hayamos homologado nuestra furgoneta camperizada será el momento de disfrutarla y echarnos a la carretera para disfrutar de todas las aventuras que nos ofrece un viaje en camper.