Flexicar

Coches Mini Paceman de Segunda Mano

Encuentra tu Coche de Ocasión Mini Paceman al mejor precio

Coches Mini Paceman de Segunda Mano

 

El Mini Paceman aterrizó hace nueve años en los concesionarios como una variante crossover del Mini Countryman en carrocería tres puertas. Esta versión, que llegó al mercado automotriz con cuatro motorizaciones (dos de diésel y dos gasolina), irrumpió en la industria presentando de 112 a 184 CV de potencia.  Este crossover no tardó en hacerse un hueco en el mercado automovilístico, aterrizando como el primer SUV coupé de la marca británica. Con esta carta de presentación, el Mini Paceman robó las miradas de todos aquellos interesados en un vehículo compacto y dinámico capaz de ofrecer prestaciones y estética deportiva.

Con el Mini Countryman como hermano mayor, el Paceman continuaba la estela de uno de los modelos más emblemáticos del fabricante inglés. Sin embargo, son varias las diferencias que separan al crossover de su versión Countryman. Desde el inicio de su comercialización en 2013, el Mini Paceman presentó un chasis y una suspensión totalmente diferentes respecto al Countryman. Desde un punto de vista estético, los grupos ópticos traseros y el alerón de techo, así como la gama de colores y el distintivo fueron los encargados de ampliar las diferencias respecto a su hermano mayor. De esta manera, la selecta gama británica apostó por una versión capaz de marcar un antes y un después en la Historia de la marca.

 

Mini Paceman: Urbano, dinámico y deportivo  

 

El séptimo modelo de la gama Mini fue originalmente presentado en ocho colores y, a su vez, en cuatro variantes. La primera de ellas fue bautizada como Mini Cooper Paceman, la versión gasolina más sencilla con una potencia de 122 CV, compitiendo directamente con su versión diésel, el Mini Cooper D Paceman de 112 CV. Por su parte, el Mini Cooper S Paceman amplió su potencia máxima a 184 CV, abriendo camino a la versión turbodiésel de 143 CV Mini Cooper SD Paceman.

Así las cosas, el fabricante británico lanzó a su suerte al primer crossover coupé perteneciente al segmento de vehículos compactos. Con un diseño deportivo, la marca actualmente propiedad de BMW presentó su nuevo modelo como prueba de que era posible gozar de un vehículo pequeño con las prestaciones características de los coches de gama alta. Esta versión se introdujo en las fantasías de variedad de familias que, conscientes de que no era el vehículo más apropiado para integrantes numerosos, no podían dejar de soñar con la idea de tener este modelo en sus manos.

Ambiciosa, MINI no tardó en querer dar un paso más. Poco tiempo después, el equipo de Oxford lanzó la versión que marcaría un antes y un después en la historia del fabricante. Estamos hablando del Mini John Cooper Works Paceman, la versión más conocida del modelo debido a su alto rendimiento y su potente presentación deportiva. Este modelo medía 4 metros de largo y fue el segundo en incorporar, de fábrica, la tracción a las cuatro ruedas ALL4. Un motor cuatro cilindros turbo de 1.6 litros con una potencia de 218 CV fueron los encargados de aupar a este modelo a lo más alto de la historia de la marca, sirviendo de apoyo para la producción del reconocido Mini Clubman.

Con otro éxito sumado para el fabricante inglés, MINI continuó mejorando su producto. En esta línea, no es ningún secreto que Mini podría estar trabajando en actualizar la versión de este crossover, manteniendo el dinamismo y su carismática condición de SUV. Se estima que la producción del prototipo pueda ver la luz durante el próximo años, aunque no se dispone de una fecha exacta de lanzamiento.

 

Curiosidades de Mini: ¿Las sabías todas?

 

Uno de los datos más interesantes que rodea a la marca, propiedad hoy de BMW, es el impacto que tuvo en la clase media-alta de Inglaterra. Desde su lanzamiento en 1959 para servir a las masas en la posguerra, MINI se convirtió en el segundo coche preferido por la alta sociedad británica. Tal fue su influencia, que hoy en día se sigue relacionando a este fabricante con la ‘high class’ en determinados países. Este impacto mundial le llevó a ganar el reconocimiento como vehículo más influyente del siglo XX.

La marca inglesa no solo destacó en carretera, a pesar de ser concebida en primer lugar como un vehículo urbano. MINI comenzó a abrir sus fronteras y no tardó en sumar triunfos de Rally, convirtiéndose en un modelo laureado tan pronto como se inició en la especialidad. Para sorpresa de muchos, los modelos Mini Cooper y Mini Cooper S a los mandos de John Cooper se hicieron con tres títulos en el Rally de Montecarlo.

Su indudable impacto en la sociedad llamó la atención a multitud de directores de cine, que no dudaron en llevaron a la gran pantalla y su influencia mediática le convirtió en toda una leyenda, siendo reconocido mundialmente. En 2006 la compañía BMW Group, cinco años después de paralizar la producción del clásico MINI, renovó y relanzó el Mini Cooper, con un irremediable éxito en los concesionarios garantizando la continuidad de lo que fue una marca originalmente creada para ofrecer transporte tras la Segunda Guerra Mundial que, a día de hoy, se ha convertido en un emblema del sector automotriz.

¿Aceptas las cookies? Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario