Coches Jaguar F-type de Segunda Mano

Encuentra tu Coche de Ocasión Jaguar F-type al mejor precio

Coches Jaguar F-Type de segunda mano

 

El Jaguar F-Type es un coche de lujo perteneciente al segmento de los deportivos compactos de dos plazas, por lo que no debe confundirse con el Jaguar F-Pace, un SUV del segmento D cuyo hermano menor es el Jaguar E-Pace.

Sus competidores naturales son vehículos como los Mercedes SLK y SLC o el BMW Z4, y para batirlos Jaguar se ha inspirado en el concepto de diseño del Jaguar XK, un coupé de grandes dimensiones que nació para suceder al mítico Jaguar XJS.

El parentesco estrecho entre ambos modelos es indudable ya que, a primera vista, el Jaguar F-Type parece una versión minimalista de su hermano mayor el XK.

 

Historia y evolución del modelo Jaguar F-Type

 

Se presentó en 2013 y el modelo sigue fabricándose a día de hoy. No sustituye a ningún predecesor, ya que se trata de un modelo diseñado para plantar cara a vehículos como el Audi TT o los ya mencionados BMW Z4 y Mercedes de las clases SLC y SLK.

Dispone de versión convertible, de otra de alto rendimiento (el F-Type SVR 2016) y de un buen número de variantes de edición limitada.

En 2020 el modelo fue sometido a un profundo proceso de ‘restyling’, de tal suerte que parece pertenecer a una segunda generación. Pero lo cierto es que los cambios, aunque muy relevantes, son básicamente estéticos.

 

Otros modelos de Jaguar famosos

 

Jaguar XJC

 

El XJC es uno de los modelos menos convencionales de Jaguar. Solamente se produjo entre 1975 y 1975 y más que un vehículo de serie parecía casi un ‘concept car’ diseñado sobre un modelo ya existente.

El dibujo de este coupé de grandes dimensiones se obtuvo trabajando sobre la línea del Jaguar XJ, la gran berlina de referencia de la marca. Por eso su tamaño era más propio de un gran deportivo norteamericano.

Su aspecto exterior era indudable y singularmente bello: una combinación única de deportividad, clasicismo y magnificencia, a lo que se unía un intachable comportamiento en carretera.

 

Jaguar XK120

 

El primer descapotable biplaza de Jaguar, comercializado entre 1948 y 1954. Este precioso coche de lujo clásico, dotado con un silencioso motor de 3,4 litros y 160 CV de potencia, es la personificación del ingenio de los creativos e ingenieros de Jaguar en la época de la posguerra.

 

Curiosidades de la marca Jaguar

 

Veamos algunas cosas curiosas acerca de esta empresa como, por ejemplo, cómo se produjo el nacimiento de la marca.

De fabricante de sidecares a productor de vehículos de gran lujo.

La compañía Jaguar fue fundada por dos entusiastas de las motocicletas que se iniciaron en el negocio de la fabricación de sidecares:

William Lyons y William Walmsley fundaron en 1922 la Swallow Sidecar Company, la misma empresa que actualmente se denomina Jaguar. Los propietarios comenzaron con la producción de sidecares y accesorios para motocicletas, una actividad que evolucionó en poco tiempo a la construcción de carrocerías y posteriormente a la fabricación de automóviles.

Los primeros coches de Jaguar eran de la marca SS.

En 1926, Swallow Sidecar Company pasó a llamarse SS Cars Limited. El primer coche marca SS fue un deportivo de dos plazas que se presentó en el Salón del Automóvil de Londres de 1929.

Este es un hecho de la historia de Jaguar que no mucha gente conoce. Más adelante veremos por qué SS se denominó posteriormente Jaguar.

El segundo modelo Jaguar se fabricó en 1935.

El segundo modelo fabricado por la marca fue el SS 90, que también era un deportivo de dos plazas. Se denominó SS 90 por su capacidad de alcanzar una velocidad máxima de 90 mph (145 km/h), algo que fue todo un hito en los años 30.

La compañía solo llevaba produciendo automóviles desde 1926 y este modelo fue el que permitió a la empresa posicionarse definitivamente como fabricante de coches exclusivos.

El SS 100 de 1936 fue el primer coche de la empresa que lució el icónico emblema del jaguar.

El SS 100 fue el tercer modelo creado por la empresa SS Cars. Este coche estaba profundamente inspirado en su predecesor, el SS 90, pero su estética era bastante más atractiva y refinada, por lo que fue muy bien recibido por el público.

Este modelo incorporaba, a modo de signo de distinción, la figura de un estilizado jaguar colocada en el tapón del radiador. Esa figura se convertiría, más adelante, en el emblema oficial de la marca.

SS Cars Limited pasó a denominarse Jaguar Cars Limited tras la Segunda Guerra Mundial.

Y es que el nombre de la marca coincidía exactamente con el de las tristemente célebres SS del régimen nacionalsocialista alemán.

Así que, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, los dirigentes de la compañía decidieron evitar cualquier asociación de ideas con los nazis: dado el éxito del jaguar que adornaba algunos de sus modelos, pensaron que el nombre Jaguar era muy apropiado para que se olvidasen las siglas SS y para diferenciarse de los competidores.

Pero lo que no se imaginaban era que, en poco más de una década, Jaguar se convertiría en una marca icónica y en un signo de distinción para los propietarios de esos automóviles.

 

¿Aceptas las cookies? Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario