Coches Mazda Mazda2 de Segunda Mano

Encuentra tu Coche de Ocasión Mazda Mazda2 al mejor precio

Coches Mazda2 de segunda mano

 

Hace más de un siglo que Mazda comenzó a escribir su historia en el mercado automotriz. A través de sus innovadores diseños y laureados modelos, el fabricante japonés ha dejado una huella imborrable en la industria del automóvil. Sin embargo, son muchos los amantes de las cuatro ruedas que han querido indagar sobre el pasado de la marca nipona que a día de hoy no duda en seguir dejando huella en el mercado automotriz.

MX-30, Mazda2 y Mazda3 son alguno de los nombres estrella que, casi sin planearlo, robaron el corazón de los aficionados del mundo del motor. Con un indudable impacto en el panorama de las cuatro ruedas, Mazda dio rienda suelta a su imaginación a través de modelos como el familiar Mazda 6, el Mazda CX-7 o CX-5, siendo este último la carta estrella del fabricante japonés. Por su parte, el Mazda 2 llegó a los concesionarios como un vehículo compacto y ágil, capaz de hacerse notar gracias a su elegante diseño y estilo deportivo. Este turismo del segmento B vio a luz en 1996 y, desde entonces, ha sabido ganarse fieles seguidores que no quieren otro modelo en su garaje.

 

Mazda2 de ocasión el más económico de la familia japonesa

 

El Mazda 2 actualmente se encuentra en su cuarta generación tras haber ganado el título de ‘Automóvil Mundial del Año’ y, veintiséis años después de su lanzamiento, el fabricante japonés continúa jugando sus cartas con este modelo bautizado originalmente como ‘Demio’. Este modelo no tardó mucho en abrir camino a su segunda generación, etapa que abarcó de 2002 a 2007 y donde obtuvo motes tales como ‘Mazda Metro’ y/o ‘Mazda 121’. Respecto a la tercera generación de este modelo podemos destacar sus significativas actualizaciones en cuanto a peso y seguridad. Con 100kg menos, recordamos que el Mazda 2 obtuvo el reconocimiento de Coche del Año y, hoy en día, es mundialmente conocido como el vehículo más pequeño del fabricante japonés.

Sin embargo, este modelo se vio obligado a un cambio de imagen debido a las exigentes normativas encargadas de regular y reducir la contaminación. De esta manera, el fabricante japonés puso sobre la mesa nuevos planes que involucraron a la mecánica y sus respectivas emisiones en carreteras urbanas. Así las cosas, Mazda apostó por 90 caballos a partir de un bloque de 1.5 litros de cuatro cilindros con carácter atmosférico cuyo objeto fue amoldarse a las exigencias medioambientales y garantizar a sus clientes la etiqueta ECO de la DGT. A este nuevo planteamiento se le sumó un carácter eléctrico y una batería auxiliar capaz de convertir a los modelos japoneses en vehículos micro hibridados. Pese a todo, este modelo encuentra sus principales rivales en vehículos como el Citroën C3, el Volkswagen Polo y el Seat Ibiza.

 

Curiosidades sobre Mazda, ¿las conocías?

 

A pesar de tener a Japón, México y Tailandia como principales bases de fabricación, el Mazda 2 ha sido comercializado con carrocería sedán bajo la potestad de Toyota. Este modelo fue sometido en 2015 a los exigentes test de Euro NCAP, obteniendo 4 estrellas de valoración global. Sin embargo, el Mazda 2 continúa siendo uno de los modelos que ha pasado más desapercibido en nuestro país, con una depreciación media del 33% y situándole dos puntos por encima de la media en su segmento.

Por otro lado, el motor rotativo marcó un antes y un después en el fabricante japonés. 8 años de trabajo y multitud de ingenieros fueron los encargados de dar a luz al Mazda Cosmo Sport 110S, el primer modelo de la compañía con motor rotativo bajo el capó. Este fruto concluyó en lo más alto del podio con Mazda como primera marca japonesa en ganar las 24 horas de Le Mans. Este triunfo, en 1991, dio larga vida al histórico Mazda 787B. El Mazda Cosmo, con dos rotores Wankel, fue el origen de una tecnología que, a pesar de ya no estar presente en ningún modelo actual, ha sido de nuevo propuesta innumerables veces por la marca nipona. Con un volumen de venta aproximado de 100.000 modelos rotativos, estamos ante una nueva evidencia del impacto de la marca nipona en la historia de las cuatro ruedas.

Otra evidencia que refleja la sed de innovación del fabricante japonés es su primer modelo eléctrico, el MX-30, un vehículo alejado de lo convencional y con motor Skyactiv-X capaz de nutrirse de la energía eléctrica para ofrecer al cliente un vehículo respetuoso con el medio ambiente sin dejar de lado las prestaciones deportivas características de la marca. De nuevo podemos encontrar este ADN en la serie híbrida de la entidad nipona. Conocida nacional e internacionalmente como Mazda M Hybrid, esta tecnología presente en el Mazda3 y el CX-30 es la responsable de continuar la histórica trayectoria de la marca en el mercado automotriz.

¿Aceptas las cookies? Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario