Coches Skoda Karoq de Segunda Mano

Encuentra tu Coche de Ocasión Skoda Karoq al mejor precio

 

Coches Skoda Karoq de Segunda Mano

 

El Skoda Karoq es un SUV compacto del segmento C que se presentó en 2017, en sustitución del Skoda Yeti. El tamaño del coche se sitúa entre su hermano menor el Skoda Kamiq y el Skoda Kodiaq, este último más grande.

El Karoq está disponible en configuraciones de dos y cuatro ruedas motrices. Los niveles de acabado más exclusivo vienen con un sistema de selección de 3 modos de conducción, a los que se añade un modo ‘Off-Road’ con control de tracción y bloqueo electrónico del diferencial en los modelos de tracción total.

La suspensión del Skoda Karoq cuenta con un eje delantero de diseño MacPherson con trapecios triangulares y un eje trasero de cuatro brazos. Las motorizaciones disponibles incluyen propulsores diésel y de gasolina, que entregan potencias comprendidas entre los 115 y los 190 CV.

Resulta complicado hacerse en España con un Skoda Karoq de segunda mano, debido a que el número de unidades vendidas en nuestro país es muy bajo.

 

Historia y evolución del modelo Skoda Karoq

 

El nombre del Skoda Karoq deriva de una lengua esquimal denominada ‘inuit’, al igual que ocurre con todos los modelos de la última hornada de la marca. Es el segundo modelo de Skoda que tiene un nombre inspirado en esa lengua, después del Kodiaq.

El coche se presentó oficialmente el 18 de mayo de 2017 en Estocolmo, Suecia. Comenzó a producirse a finales de junio de 2017 y se puso a la venta por primera vez en otoño de ese mismo año.

Se trata de un modelo hermano del SEAT Ateca, compartiendo su chasis, el estampado del techo y las puertas laterales, aunque el Grupo VAG ha aplicado los signos de diseño característicos de la marca en los detalles estéticos diferenciales del coche.

En diciembre de 2021, el Skoda Karoq ha sido rediseñado estéticamente, con un frontal y una zaga completamente renovados, junto con algunas novedades relacionadas con el confort interior.

 

Otros modelos de Skoda famosos

 

Hasta su adquisición por parte del grupo VAG, la marca Skoda era casi una completa desconocida en España. No obstante, su bagaje histórico es amplio y dispone de varios modelos muy conocidos e incluso míticos:

Skoda Popular Montecarlo de 1936: En enero de 1936, un Skoda Popular quedó en segundo lugar en prestigioso Rally de Montecarlo.

Además de las innovaciones técnicas, como el chasis rígido pero ligero, la suspensión independiente en las cuatro ruedas y la cadena de transmisión transaxial, aquel Skoda Popular subcampeón también ganó adeptos por su elegante carrocería aerodinámica.

La compañía aprovechó el tirón y puso a la venta una versión deportiva del Popular, denominada Skoda Popular Montecarlo, en diseños ‘roadster’ y coupé.

Skoda Octavia de 1959: Fue el octavo modelo desarrollado por Skoda con un chasis de tipo progresivo y también el octavo modelo fabricado después de la Segunda Guerra Mundial. De ahí su nombre que hace referencia al número ocho.

Independientemente del origen del nombre del modelo, el Skoda Octavia se convirtió en un superventas. Además, sus cualidades constructivas quedaron demostradas por su gran palmarés en carreras y competiciones deportivas, incluyendo un triplete en el Rally de Montecarlo.

Este modelo era especialmente codiciado por los conductores de los países nórdicos debido a su buena maniobrabilidad sobre la nieve por su tracción delantera, algo muy inusual en una berlina de tamaño medio de la época.

Dejó de fabricarse en 1971 pero reapareció de nuevo en 1997, manteniéndose en el mercado hasta el día de hoy.

 

Curiosidades de la marca Skoda

 

El diseñador de Lamborghini no se lució con el Skoda Favorit de 1987: Bertone, la misma casa de diseño que diseñó el Lamborghini Miura y el Countach, también diseñó el Skoda Favorit, un coche de estética más que discutible: su diseño arcaico, simple y de líneas angulosas le daban un aspecto de coche barato y poco fiable. Lo primero era cierto pero lo segundo no.

Los aficionados al motor más jocosos afirman que el mismo Bertone lo diseñó un día que le sobró tiempo a la hora de comer, aprovechándolo para solventar el encargo que le había hecho Skoda.

El Felicia de los 90 no triunfó entre los jóvenes hasta que se le montó un motor VR6: El Skoda Felicia de los años 90 tampoco era un prodigio estético y era un vehículo ciertamente anodino para la gente joven, a pesar de su precio asequible.

La cosa cambió cuando se le colocó un potente motor VR6, acicalando estéticamente esta versión para que se pareciera al exitoso Seat Ibiza de la época. Lo malo del asunto es que el nuevo Skoda Felicia VR6 ya no era asequible para cualquier bolsillo.

Un paquete ‘Sport’ a montar en el concesionario: A principios de los 80, los clientes checoslovacos que solicitaban el paquete ‘Sport’ para sus Skoda Rapid y Stelle, recibían el coche junto con un ‘pack’ de piezas de montaje.

El ‘pack’ incluía un carburador optimizado, un colector de admisión, una culata modificada, un árbol de levas mejorado y un colector de escape mayor, que se montaban en el propio concesionario.

 

 

¿Aceptas las cookies? Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario