Coches Skoda Scala de Segunda Mano

Tu Coche de Ocasión Skoda Scala al mejor precio



Coches Skoda Scala de Segunda Mano

 

El Skoda Scala es un vehículo compacto familiar tipo ‘hatchback’, diseñado para encajar entre el Skoda Fabia y el Skoda Octavia, compitiendo en el segmento C.

Pese a que las dimensiones del vehículo corresponden al segmento mencionado, el Skoda Scala está montado sobre una plataforma del segmento B, concretamente la misma que la del Seat Ibiza y el VW Polo. Esta estrategia responde a la intención de que el modelo tenga un precio muy competitivo.

Con versiones diésel y de gasolina, el conductor puede escoger entre un abanico de potencias comprendidas entre los 95 CV y los 150 CV.

 

Historia y evolución del modelo Skoda Scala

 

El estreno oficial del Skoda Scala tuvo lugar el 6 de diciembre de 2018 en Tel Aviv, ya que Skoda es la marca europea más vendida en Israel.

En Europa, el modelo se comercializa desde el año 2019, siendo el sucesor elegido por la marca para sustituir al Skoda Rapid, al que supera en todos los aspectos y muy especialmente en lo que se refiere a estética y diseño.

Dado lo reciente de su comercialización, el modelo no ha sido aún sometido a un ‘restyling’, aunque la lógica indica que el mismo no tardará en llegar, previsiblemente en el último trimestre de 2022 o en el primero de 2023.

 

Otros modelos de Skoda famosos

 

Skoda 1000 MB de 1964: En 1964 debutó una nueva generación de coches Skoda con motores de cuatro cilindros montados en la parte trasera y con propulsión también trasera.

La referencia de aquella generación en la categoría de un litro era el Skoda 1000 MB, un modelo del que se fabricaron más de 443.000 unidades en solo 5 años, una gran cifra para los años 60.

Además de la berlina básica Skoda 1000 MB y de su gemelo con más potencia el Skoda 1100, existían también sus respectivas versiones deportivas con solo dos puertas.

El vehículo es considerado un mito en muchos países del este, como sucedió en Europa occidental con modelos de características similares, caso de los legendarios Renault 10 y Simca 1000, dos berlinas comparables a este modelo que también marcaron una época.

Skoda 100 de 1969: Los motores traseros eran la tónica habitual en los coches europeos de la década de 1960 y por eso Skoda renovó su gama de pequeñas berlinas en 1969, año en el que dejó de producirse el Skoda 1000 MB, siendo sustituido por el Skoda 100.

El Skoda 100 tenía una estética ciertamente peculiar, con un voladizo trasero casi tan largo como el morro destinado a maletero. El diseño pretendía que el motor trasero estuviera en un espacio amplio que facilitase una ventilación eficiente.

Pero lo cierto es que, pese a su muy chocante aspecto, este coche fue también un éxito de ventas y es otro de los coches míticos de la marca.

 

Curiosidades de la marca Skoda

 

Cómo coger una flecha en vuelo a bordo de un Skoda en plena marcha: En 2018, Laurence Baldauff, una arquera olímpica, y Markus Hass, un instructor de artes marciales, establecieron un nuevo récord mundial de lo más extravagante: el de la flecha que recorrió menos distancia antes de ser atrapada en vuelo por el pasajero de un coche en movimiento.

El desafío era realmente muy complejo, ya que la flecha alcanzaría una velocidad de salida de 215 km/h (el equivalente a recorrer 60 metros por segundo) y tenía que ser atrapada antes de llegar a la diana, situada a solo 70 metros de distancia. Es decir, el margen de tiempo era de poco más de un segundo.

En el evento, organizado por Skoda Austria, la pareja utilizó un Skoda Octavia RS 245 para lograr la hazaña. Evidentemente, al volante del vehículo iba un piloto profesional.

El Skoda Octavia RS 245 se puso a máxima velocidad y la arquera olímpica disparó la flecha en el preciso instante en que el coche pasaba a su lado, con el especialista en artes marciales asomado por el techo solar del vehículo. Sus reflejos no fallaron y consiguió atrapar la flecha voladora en medio segundo, cuando esta y el coche habían recorrido unos 57 metros.

Solo los dirigentes de Checoslovaquia tenían acceso a los modelos exclusivos fabricados por Skoda: Tras la Segunda Guerra Mundial, el nuevo gobierno checoslovaco nacionalizó Skoda por la fuerza y se hizo cargo de la empresa. La acción fue el inicio de un lento pero imparable declive de la marca, enfocándose en la producción de vehículos rudimentarios y de precio muy económico, destinados al consumo propio y al de algunos países pertenecientes al Pacto de Varsovia.

En consecuencia, la marca prácticamente desapareció de las carreteras de Europa Occidental pero esto no significó que Skoda dejase de fabricar vehículos de gran empaque, aunque ciertamente mucho menos vanguardistas que los de la Europa libre.

Lo malo del caso es que esos modelos exclusivos de Skoda no eran accesibles para los ciudadanos corrientes, sino que estaban destinados a los dirigentes, militares y altos funcionarios del régimen checoslovaco. Algo parecido a lo que pasaba en la también extinta URSS con la gama de vehículos de lujo de la marca rusa VAZ, denominados popularmente Volgas por los ciudadanos soviéticos.

 

 

¿Aceptas las cookies? Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario