Coches Kia Optima de Segunda Mano

Encuentra tu Coche de Ocasión Kia Optima al mejor precio

Coches KIA Optima de Segunda Mano

 

El panorama automovilístico mundial está en continuo cambio. Desde hace unos años, estamos viendo cómo los denominados SUV parecen no tener fin y, con el tiempo, se van comiendo el hueco de mercado que antes estaba dominado por los compactos y las berlinas en su mayoría. Este último grupo ha sido el más perjudicado con la llegada de estos crossover y, en especial, las berlinas del segmento D. Entre ellas, se encuentra el KIA Optima, la cuál es, probablemente, una de las mejores berlinas si atendemos a la relación calidad-precio-producto.

A pesar de tratarse de un coche redondo en prácticamente todos los aspectos, en nuestro país nunca ha gozado de buenos niveles de ventas, como sí ha cosechado en el continente americano y en Asia. Esto es así porque, en dichos mercados, la fiebre SUV aún no está tan expandida y las berlinas aún tienen sentido comercial para las marcas. Aún así, se trata de un vehículo muy recomendable que aunque no podemos adquirir en concesionario, dado que ya no se comercializa, podemos conseguir en el mercado de segunda mano desde poco más de 7.500€.

 

Historia y evolución del modelo KIA Optima

 

A pesar del desconocimiento de la población hacia este vehículo, el KIA Optima es un automóvil que nos lleva acompañando varias décadas. Conocido con el nombre de Magentis en sus primeras generaciones en Europa, se trata de un vehículo del segmento D que fue concebido para plantar cara a otras berlinas del segmento generalista del momento como el Renault Laguna, el Peugeot 407 o, incluso, el Volkswagen Passat. A su favor, contaba con un espacio interior superior al de la competencia, así como un enorme maletero de hasta 600 litros en su segunda generación. No obstante, la preferencia del cliente europeo hacia las berlinas francesas y alemanas hizo que nunca gozase de un nivel de ventas reseñable.

En su tercera generación, momento en el que acuñó el nombre de Optima en el mercado europeo, comenzó a ofrecerse con un único motor 1.7 CRDI diésel, de desarrollo conjunto con Hyundai, que desarrollaba 141 caballos de potencia. Más adelante, unido con el restyling de media vida que sufrió el modelo, dicho propulsor fue sustituido por otro de nueva hornada, más moderno y eficiente, con el objetivo de cumplir con la normativa de contaminación europea, siendo este un 1.6 CRDI diésel, esta vez con 136 caballos. Además, se unieron un propulsor gasolina de idéntico cubicaje con 180 caballos y un híbrido enchufable que llegaba hasta los 205 caballos.

En el mercado estadounidense, este vehículo disfrutó de un mayor número de motorizaciones, gracias a su buen nivel de ventas que así las justificaba y a una normativa anticontaminación más permisiva que hacía este modelo más rentable para la propia marca. Entre ellas, cabe destacar la versión turbo de gasolina que, con un motor de 1.998 centímetros cúbicos, lograba desarrollar 267 caballos de potencia.

A pesar de que este modelo aún continúa vendiéndose en el continente americano y en Asia, no ocurre lo mismo en Europa donde, en el año 2020, cesó la producción del modelo en detrimento de otros modelos de la marca, mucho más vendidos y rentables para la misma como el Kia Sportage o el Kia Niro híbrido. Actualmente, Kia continúa en el segmento de las berlinas europeo con el Kia Stinger, el cual está sufriendo el mismo problema de ventas que el Optima.

 

Otros modelos de KIA famosos

 

Si el Kia Optima es un modelo poco conocido entre la población, no lo son así otros modelos mucho más famosos e icónicos de la marca que sí han sabido ganarse un hueco de mercado en sus correspondientes segmentos, así como llamar la atención y conquistar a algunos de los compradores europeos.

Un buen ejemplo, y comenzando por el segmento más pequeño, es el Kia Picanto, el cual comenzó a venderse en Europa en el año 2004 y, aún hoy, sigue en venta en su tercera generación, siendo uno de los utilitarios más vendidos y un modelo muy popular de la marca coreana.

Adentrándonos en la categoría de SUV's y crossover's, podemos encontrar dos modelos de mayor tamaño como el Kia Soul o el Kia Stonic. Estos modelos se encuadran dentro del segmento B, compitiendo con rivales como el Renault Captur, el Opel Mokka o el Seat Arona. El primero de ellos, el Soul, se ofrece únicamente en versión eléctrica, con autonomías, según versión, que rondan los 275 kilómetros en el modelo con la batería más pequeña y los 450 kilómetros en el caso del modelo con la batería más grande y el motor más potente de 204 caballos. Por su parte, el Kia Stonic está construído sobre la base del Kia Rio, ofreciendo las mismas motorizaciones que este último, únicamente gasolina desde su último restyling.

Finalmente, cabe mencionar uno de los modelos más aspiraciones de la marca coreana, que no es otro que el Kia Procee'd, el cual, ya en su segunda generación, ofrece un diseño moderno y atrevido y motores que parten desde los 120 caballos y sobrepasan la barrera de los 200 caballos gracias a la versión turbo TGD-I de 204 caballos de potencia.

 

Curiosidades de la marca KIA

 

A día de hoy, KIA se ha convertido en una de las marcas más conocidas a nivel mundial, siendo la marca más vendida en los últimos meses en España. No obstante, existen ciertos datos y curiosidades ajenos al conocimiento de la población sobre el fabricante coreano, entre los que vale la pena mencionar algunos.

Sin olvidarnos del modelo que nos ocupa en este artículo, el KIA Optima, este fue el primer modelo del fabricante coreano en vender más de 150.000 unidades en sus distintas versiones en el mercado estadounidense, habiendo vendido más de 1.300.000 unidades desde que el modelo se comercializa en el país.

Además, en el año 2015, la marca alcanzó el octavo puesto a nivel mundial en cuanto a número de ventas, clasificando por encima de marcas y grupos automovilísticos tan importantes como Mercedes-Benz, BMW, Cadillac o el grupo Volkswagen con sus marcas Volkswagen y Audi juntas.

 

¿Aceptas las cookies? Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario