Coches Peugeot Boxer de Segunda Mano

Encuentra tu Coche de Ocasión Peugeot Boxer al mejor precio





Furgonetas Peugeot Boxer de Segunda Mano

 

La Peugeot Boxer es una furgoneta de tamaño grande desarrollada por el grupo Stellantis y producida desde 1981. El modelo completa la gama de vehículos comerciales de la marca, que también cuenta con la Peugeot Partner y la Peugeot Expert para competir respectivamente en los segmentos de los vehículos de carga pequeños y medianos.

Es muy fiable mecánicamente y sus niveles de equipamiento son de primera: esta furgoneta comercial ligera cuenta con climatizador electrónico de serie, versiones con cambio automático, y otras sofisticaciones más propias de los vehículos de turismo, como espejos calefactables o un sistema de control de la presión de los neumáticos.

Se trata de uno de los modelos más vendidos en Europa dentro del segmento de las furgonetas grandes cuya masa máxima autorizada es de 3500 kilos.

 

Historia y evolución del modelo Peugeot Boxer

 

En su primera generación, el modelo se vendió bajo las denominaciones de Talbot Express, Citroën C25, Alfa Romeo AR6 y Peugeot J5.

La segunda generación también se comercializó en versiones de diferentes marcas: como Peugeot Boxer, Fiat Ducato y Citroen Jumper.

Finalmente, la tercera generación se comercializa en la actualidad con las tres denominaciones anteriores, a las que desde 2021 se suman las de Opel Movano y Vauxhall Movano.

Adicionalmente, el modelo también se exporta, desde el año 2014, a los mercados de Canadá y Estados Unidos. En esos países el modelo se denomina Ram Pro Master.

En julio de 2019 se presentó una versión totalmente eléctrica de la Peugeot, furgón que está disponible en el mercado desde el año 2020.

 

Otros modelos de Peugeot famosos

 

Peugeot 505 de 1979: Cuando el Peugeot 505 fue presentado en 1979, supuso una auténtica revolución. Su gran tamaño y la tradicional robustez de los vehículos Peugeot lo convirtieron en un éxito de ventas inmediato que se prolongó durante más de una década.

De hecho, la producción europea del modelo no finalizó hasta 1993. Una curiosidad del vehículo es que los modelos ranchera podían equiparse con una tercera fila de asientos para dar cabida hasta a ocho pasajeros, incluido el conductor.

Otro secreto del modelo residía en lo acertado de su diseño estético. Peugeot sabía que el mercado al que se dirigía no sólo precisaba de un coche bien construido y fiable sobre el asfalto, sino de un vehículo que se distinguiese estéticamente de los demás. Por eso la marca encargó a los creativos de Pininfarina que diseñaran la línea del automóvil: el resultado fue un vehículo con gran personalidad y bien proporcionado.

El 505 fue elogiado por todos los especialistas del mundo del motor por sus cualidades funcionales y por su fiabilidad mecánica. El vehículo triunfó en todos los países europeos salvo en el Reino Unido: quizá el diseño era demasiado atrevido para los conservadores gustos estéticos de los británicos de entonces.

Peugeot 106 de 1994: La década de los 90 supuso una revolución en el segmento A del automóvil: hasta entonces, los vehículos más compactos se fabricaban sin ningún tipo de equipamiento de confort y su estética exterior era más bien pobre.

Todas las marcas comprendieron que un coche pequeño no tenía por qué ser espartano y se lanzaron a conquistar a los conductores más jóvenes. La apuesta de la marca fue el Peugeot 106, un coche que se convirtió en la elección de gran parte de la juventud: el pequeño utilitario era una opción ideal como primer coche por su estilo fresco, el rendimiento mecánico y el nivel de equipamiento.

Merece una mención especial el tope de gama del modelo: el Peugeot 106 Rallye incorporaba un motor de 100 CV con un sistema de inyección de gasolina Magnetti Marelli y una configuración de la suspensión mejorada, por lo que el coche era muy difícil de batir en carreteras sinuosas, incluso por vehículos de mucha más potencia y empaque.

 

Curiosidades de la marca Peugeot

 

Peugeot fabricó su primer coche eléctrico durante la Segunda Guerra Mundial: En 1941, debido a la grave escasez de combustible durante la guerra, la empresa desarrolló un pequeño vehículo eléctrico llamado Peugeot VLV.

Pero Francia fue ocupada de improviso por el ejército alemán y el proyecto fue suspendido. Aun así, se montaron 373 unidades del vehículo.

Peugeot fue el ganador de la primera carrera automovilística de la historia: Aunque existe cierto desacuerdo sobre cuál fue la primera carrera de coches de la historia, la más antigua que está documentada y descrita por escrito es la carrera París-Rouen que se celebró en 1894.

La misma fue ganada por el piloto Albert Lemaitre en un Peugeot modelo 7. Para recorrer una distancia de 206 kilómetros, invirtió 6 horas y 51 minutos. Sin embargo, la fama de la marca en el mundo de las carreras comenzó en 1913, cuando un coche Peugeot con Jules Goux al volante ganó las legendarias 500 millas de Indianápolis. El éxito se repitió en 1916 y 1919.

El historial de la marca incluye tres victorias en las 24 Horas de Le Mans, seis en el rally París-Dakar y cuatro en el Campeonato del Mundo de Rallyes.



¿Aceptas las cookies? Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario