Coches Peugeot 4007 de Segunda Mano

Encuentra tu Coche de Ocasión Peugeot 4007 al mejor precio




Coches Peugeot 4007 de Segunda Mano

 

El Peugeot 4007 es un vehículo ‘crossover’ compacto, encuadrado en el segmento C, que tuvo su versión equivalente en el Citroen C-Crosser, comercializado también por el grupo PSA.

En Europa, el modelo únicamente disponía de dos motorizaciones, una de gasolina con 156 CV y otra diésel de 170 CV.

 

Historia y evolución del modelo Peugeot 4007

 

El Peugeot 4007 se presentó oficialmente el Salón del Automóvil de Ginebra del año 2007 y fue fabricado por Mitsubishi Motors desde ese mismo año hasta 2012.

El modelo se montaba íntegramente en la planta de fabricación de Mitsubishi en Nagoya ( Japón), sobre la base del Mitsubishi Outlander de segunda generación. Junto con su primo el Citroen C-Crosser, fue el primer modelo producido en Japón para ser vendido bajo marca francesa.

Estaba previsto que, posteriormente a su lanzamiento, ambos vehículos se ensamblaran en una planta de fabricación de Europa, pero estos planes nunca se hicieron realidad porque ninguno de los dos coches llegó a alcanzar los objetivos de ventas propuestos.

 

Otros modelos de Peugeot famosos

 

Peugeot 504 de 1968: El Peugeot 504 debutó en París en 1968. Era un coche de motor longitudinal con propulsión trasera. La suspensión era muy suave, el interior espacioso y el conjunto general era el de una berlina segura y robusta, muy adecuada para cubrir grandes distancias

El coche fue muy bien acogido desde su lanzamiento y se desarrollaron se diferentes variantes de carrocería, incluyendo un ‘pick-up’, un descapotable, un familiar y un coupé.

El 504 Cabriolet y el modelo familiar llegaron junto a la berlina. El primero tenía un diseño muy atractivo y exhibía un excelente rendimiento en carretera. A pesar de su peso, el coche era rápido y eficaz, y muy especialmente su versión de 5 velocidades.

A continuación se lanzó el 504 Coupé, con una carrocería impresionante sobre una plataforma ligeramente más pequeña. La versión tope de gama utilizaba un robusto motor V6, utilizado en vehículos de gama superior como el Peugeot 604, los Renault Alpine o el Volvo 262C.

El Peugeot 504 se mantuvo en producción hasta el año 1987, en el que fue sustituido por el Peugeot 505, aunque en Argentina se continuó fabricando hasta 1999.

Se trata del modelo más vendido de la historia de Peugeot.

Peugeot 205 de 1984: Sin duda se trata del modelo más icónico de la historia reciente de la marca francesa y no diremos que se trata del mejor Peugeot jamás producido pero sí que es uno de los utilitarios de más prestigio de todos los tiempos.

Con una maniobrabilidad excepcional, una robustez mecánica a toda prueba y un precio aquilatado, el Peugeot 205 marcó un antes y un después en la historia de Peugeot como fabricante de utilitarios de pequeño tamaño.

La versión GTI del 205 merece ser especialmente recordada por las prestaciones otorgadas por un motor de 1,9 litros que proporcionaba 130 CV. El Peugeot 205 GTI lo tenía todo: estilo, confort, eficiencia y velocidad. Un coche que se convirtió en un referente para las futuras generaciones de este tipo de deportivos de pequeño tamaño.

Los altos niveles de ventas del modelo hicieron posible que el Peugeot 205 se mantuviese en producción durante hasta 1999, año en que fue relevado por el Peugeot 206.

 

Curiosidades de la marca Peugeot  

 

De los molinillos de café a los coches: Es chocante pensar que una empresa que comenzó haciendo molinillos pueda terminar fabricando sofisticados vehículos SUV como el Peugeot 3008 y el Peugeot 5008, pero resulta que así es:

La empresa fue fundada en 1810 por los hermanos Jean-Pierre y Jean-Frederic Peugeot en el pueblo francés de Erimencourt. Los hermanos comenzaron con un simple taller en el que fabricaban herramientas.

En 1840 comenzaron dieron el salto hacia la manufactura fina, comenzando a fabricar molinillos de café. Pero el gran paso hacia la creación de una gran empresa industrial se dio cuando a un miembro de la familia se le ocurrió comenzar a montar bicicletas, un producto de creciente demanda.

Cuatro décadas después, la empresa Peugeot era un referente en el sector del pedal. Inspirado por ese éxito, Armand Peugeot, nieto de uno de los fundadores, decidió fabricar el primer coche en 1889.

Este primer coche Peugeot tenía solo tres ruedas y funcionaba a vapor. Su constructor se lo quedó y jamás lo puso a la venta, pero decidió fabricar un segundo vehículo que montaría un motor de gasolina Daimler.

Este vehículo sí tuvo un comprador ajeno a la familia y fue el causante de que la empresa de los Peugeot comenzase a recibir encargos para fabricar coches.

El primer robo documentado de un coche corresponde a un Peugeot: El primer robo de coches que está documentado tuvo lugar en 1896. Ocurrió en París, cuando desapareció el Peugeot del barón van Zeulen, un millonario que además presumía de filántropo. El coche había sido construido por encargo y el precio pagado era estratosférico.

Las investigaciones revelaron que el autor del robo era un mecánico que el millonario había contratado para ocuparse en exclusiva del coche. El automóvil fue localizado y devuelto a su propietario pero lo que no sabe es lo que le ocurrió al empleado.




¿Aceptas las cookies? Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario