Coches Citroen C-Zero de Segunda Mano

Encuentra tu Coche de Ocasión Citroen C-Zero al mejor precio



Coches Citroen C-Zero de segunda mano

El cambio climático es uno de los mayores problemas al que nos enfrentamos a nivel mundial. Una de las razones es la gran cantidad de gases que se emiten a la atmósfera, muchos de ellos provenientes de vehículos. Es por eso que los coches eléctricos como este Citroen C-Zero de segunda mano se han convertido en la alternativa ideal para luchar contra este problema medioambiental.

Es por ello que Citroen, entre otras marcas, cada día apuestan más por estas opciones respetuosas con el medio ambiente.Y una de estas opciones es este Citroen C-Zero, un coche ideal para poder moverse por la ciudad sin problemas respetando el medio ambiente. De hecho, este modelo es muy común en las plataformas de carsharing, demostrando así la seguridad y fiabilidad del mismo.

Además, este coche eléctrico tiene un precio inferior a otras marcas que también operan con este tipo de vehículos, pero con la misma calidad. Por si esto fuera poco, en Flexicar podrás encontrar este Citroen C-Zero de ocasión a un precio más que reducido pero con las mismas prestaciones que si lo compraras nuevo.

Con más de un siglo de existencia y trabajo duro a sus espaldas, Citroen cuenta con un más que reconocido prestigio en el mundo del automóvil. Es más, cualquier modelo de la marca Citroen es conocido a nivel mundial, y es ampliamente recomendado y reconocido por los profesionales del sector, por eso es un acierto tener en mente sus modelos eléctricos como este Citroen C-Zero cuando quieres comprar tu coche de ocasión.

Otros modelos coches eléctricos

  • Renault Twizy: es un coche eléctrico de tamaño mínimo, con tan solo 2 '30 metros de longitud y su peso en vacío no llega ni a los 500 kilogramos. Entre todas sus peculiaridades destaca que los dos pasajeros no viajan uno al lado del otro: el segundo pasajero ha de sentarse detrás del conductor del coche. Por otra parte, su nombre proviene del juego de palabras Two y Easy.

Si quieres y te gusta este u otros modelos de coches eléctricos, en cualquiera de nuestros concesionarios Flexicar podrás encontrar en cualquiera de nuestros puntos de venta de Flexicar, donde te vamos a ofrecer el mejor servicio para que puedas disfrutar de tu coche eléctrico cuanto antes y a un precio más que asequible.

En Flexicar consideramos que comprar un coche de segunda mano es una de las adquisiciones más importantes que realiza una persona, y por eso queremos que todos nuestros clientes se sientan con total confianza con nosotros y contentos con la adquisición de su vehículo de ocasión a un precio inmejorable. 

¿Por qué comprar un Citroen C-Zero de segunda mano?

Los coches eléctricos llevan más de diez años circulando por nuestras ciudades con cierta regularidad y cada día son más comunes. Por eso un coche eléctrico como este Citroen C-Zero de segunda mano es una excelente opción de compra si lo que queremos es respetar el medio ambiente al volante y sobre todo, a un precio más barato. 

Además, este modelo cuenta con la confianza de plataformas de carsharing, lo que indica que comprar un Citroen C-Zero de ocasión es una buena manera de iniciarse en el mundo del coche eléctrico.

Todos nuestros asesores están formados y especializados en este tipo de vehículos eléctricos, resolviendo todas las dudas que te puedan surgir y agilizando los trámites al máximo para que puedas disfrutar de tu coche eléctrico de segunda mano lo antes posible. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros o acercarte a cualquiera de nuestros concesionarios Flexicar y descubrir todos estos modelos de Citroen y la gran cantidad de stock de segunda mano eléctrico de las que disponemos.

Curiosidades de Citroen

André Citroen, fundador de la marca, fue quien le dio su nombre. Empezó con la fabricación de engranajes en 1913 aunque poco después, y debido a la situación político-histórica del momento, se introdujo en la industria de guerra creando cañones y munición y no fue hasta el final de la Primera Guerra Mundial que empezó a plantearse el crear su propio negocio automovilístico. Fue entonces cuando decidió implementar las técnicas de producción en cadena que había aprendido en su visita a la fábrica de otro gigante de los coches, Ford, en 1912.

Otra curiosidad de Citroen es que fue una de las primeras empresas en comercializar coches de juguete a escala para los pequeños. Citroen pensó que los hijos comprarían un coche cuando fueran mayores, por lo que era necesario que entraran en contacto con ellos cuanto antes.

Uno de sus características más conocidas es su logo. Este logo se inspiró en un invento que popularizó André Citroën consistente en un engranaje dentado en forma de v. A partir de entonces creó engranajes de acero con esta particular forma para numerosos usos de la industria permitiendo que las piezas repartieran mejor la fuerza mediante el aumento de superficie de uso.






¿Aceptas las cookies? Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario