El Shelby Cobra y su historia

Shelby Automobiles es una empresa dedicada a la fabricación y modificación de coches de altas prestaciones situada en Estados Unidos y fundada por el piloto de carreras Carroll Shelby en 1962.

En octubre de 1960 Carroll Shelby se retiró de la competición por problemas de salud y emprendió el sueño que tenía de crear un coche que llevase su propio nombre, aunque siguió como ayudante de Ford en la competición, tal y como se cuenta en una de las mejores películas de coches, Le Mans ‘66.

En 1961 Carroll Shelby recibió noticias de que la marca británica AC Cars dejaría de fabricar el modelo AC Ace debido a que los motores Bristol que equipaba, se iban a dejar de fabricar y a Shelby le parecía un chasis muy interesante para su idea.

Es entonces cuando Shelby contactó con la marca AC Cars para que le cediera una carrocería de sus coches en el cual poder montar un motor V8 y sacarlo a la luz con su nombre

Primer Shelby Cobra

En 1962, con ayuda de la compañía Ford y un pequeño grupo de mecánicos, el primer Shelby Cobra vió la luz y se comenzó a comercializar con el nombre Shelby Cobra, AC Cobra y en ocasiones, Ford Cobra.

La producción del Shelby Cobra comenzó en marzo de 1962 con varias modificaciones en la carrocería y en la mecánica con respecto al prototipo.

Los primeros 75 Shelby Cobra -incluido el prototipo- equipaban un motor de 4,3 litros y 260 pulgadas cúbicas; y las 51 unidades restantes de esta primera generación montaron un motor V8 de 4,7 litros y 289 pulgadas cúbicas.

La segunda generación del Shelby Cobra llegó en el año 1963 con ligeros cambios estéticos y mejoras mecánicas.

La cremallera de dirección la cogía de un MG MGB y la columna de dirección de un Volkswagen Beetle y se produjeron un total de 528 Shelby Cobra de segunda generación entre 1963 y 1965.

Shelby Cobra en un aeropuerto junto a un Jet Privado
La historia del Shelby Cobra

Shelby Cobra 427

El Shelby Cobra 427 es el modelo más famoso de la marca Shelby debido a su motorización. Se fabricó entre el año 1965 y 1967 con únicamente 328 unidades producidas de las cuáles 260 fueron Shelby Cobra de calle y las restantes destinadas a competición.

Como su propio nombre indica, contaba con un motor de 427 pulgadas cúbicas de 7 litros y 450 CV en un coche que tan solo pesaba 1.068 kilogramos y alcanzaba una velocidad máxima de 257 kilómetros por hora.

Prestaciones del Shelby Cobra

Este Shelby Cobra solo funcionaba con gasolina 98 o de alto octanaje y tenía una transmisión manual de tan solo 4 velocidades con la que conseguía una aceleración sin igual. 

Hacía el 0 a 100 kilómetros por hora en 4 segundos y el 0 a 160 en apenas 10 segundos, cifras que hoy día muchos coches deportivos no consiguen superar.

Como curiosidad, era tan rápido que se decía que Shelby puso un billete de 100 $ en el salpicadero del Shelby Cobra y la persona que consiguiera alcanzarlo durante la aceleración se lo quedaba. Aparentemente nadie consiguió cogerlo.

Sin embargo, muchas unidades originales de Shelby Cobra fueron accidentadas debido a esta potencia y la inexperiencia de sus conductores para llevarlo.

Prestaciones del Shelby Cobra con motor V8
Caption

Diseño del Shelby Cobra

El Shelby Cobra tenía un diseño muy peculiar y simple comúnmente decorado con dos franjas longitudinales a lo largo de la carrocería. 

Era un deportivo biplaza que no llegaba a 1,3 metros de alto con una línea redondeada con un morro muy largo, en cuyo frontal destaca una gran calandra para refrigerar el motor y un faro circular en cada extremo.

Diseño frontal del Shelby Cobra
Diseño frontal Shelby Cobra

Los laterales destacan por las grandes salidas de escape que dan un sonido inigualable, unas pequeñas puertas y una parte trasera simple compuesta únicamente por los faros que puede estar o no acompañada de un paragolpes cromado.

Con respecto a las otras unidades con motores menos potentes, el Shelby Cobra 427 tenía con una carrocería más ancha y larga de forma que pudiera acoger las mejoras mecánicas que implementaron en el chasis y en la suspensión. 

Aunque el Shelby Cobra con motor 289 y el Shelby Cobra 427 sean muy similares estéticamente, no comparten ninguna pieza de la carrocería, más allá del capó, el maletero y el parabrisas, por tanto no se pueden usar partes de uno para sustituirlas en el otro. 

Diseño exterior del Shelby Cobra
Diseño exterior Shelby Cobra

Equipamiento del Shelby Cobra

El Shelby Cobra se concibió como un deportivo con ADN de carreras y como tal, su equipamiento es escaso. 

El conductor cuenta con el panel de instrumentación con todos los datos necesarios como temperaturas de los líquidos, velocímetro o cuentarrevoluciones y una guantera.

Sin embargo, el Shelby cobra carece de radio, aire acondicionado, calefacción, altavoces… ni siquiera cuenta con reposacabezas en los asientos o un techo para cubrir de la lluvia. Sólo llevaba una tela con ventanas de plexiglás que años más tarde se podría reemplazar por un techo desmontable.

Interior del Shelby Cobra
Interior Shelby Cobra

Precio del Shelby Cobra

El Shelby Cobra es un modelo con 60 años de historia y muy pocas unidades fabricadas.

Su precio nuevo era de tan solo 7.000 dólares en la época y actualmente, un Shelby Cobra original se vende en más de 1 millón de euros, aunque rara vez sale uno a la venta.

Es por eso que desde los años 70, muchas pequeñas compañías se han dedicado a crear réplicas de los Shelby Cobra y Shelby Cobra 427 originales que han ayudado al modelo a popularizarse entre las nuevas generaciones.

Gracias a estas réplicas muchos aficionados al motor han podido experimentar las sensaciones de conducir un Shelby Cobra por una fracción del precio original.

Al principio se fabricaban con piezas de otros coches, fibra y plexiglás, pero con el paso de los años unas pocas empresas se han especializado y consiguen crear clones de un Shelby Cobra 427 que son idénticos en todos los aspectos.