¿Es legal llevar una cámara en el coche? Todo sobre las dashcams

 

Seguro que en algún vídeo de internet has visto grabaciones del tráfico desde un vehículo y te has preguntado: ¿para qué llevan una cámara en el coche? ¿se puede llevar una cámara en el coche en España?

 

 

 

En este artículo analizaremos todo sobre las cámaras en el coche o también conocidas como dashcams y qué dice la normativa de protección de datos en España.

 

¿Por qué llevar una cámara dashcam en el coche?

 

Aunque en España no es una práctica muy habitual llevar una cámara deportiva en el coche estilo GoPRO es algo muy común en otros países como Estados Unidos y países del este de Europa.

Algunos conductores llevan estas cámaras simplemente para recordar viajes por carreteras especiales, pero el uso principal por el que empezaron a popularizarse las dashcams fue para tener pruebas visuales ante posibles accidentes o intentos de estafa.

El grabar nuestro viaje en carretera puede evitarnos muchos problemas en situaciones límites como accidentes, multas o atropellos.

Gracias a las dashcams puedes tener pruebas videográficas de lo ocurrido y así evitar disputas o testimonios falsos.

En países como Rusia donde es muy habitual el fraude en relación a los accidentes de tráfico, su uso es obligatorio y exigible por parte de las aseguradoras.

 

¿Es legal llevar una cámara en el coche en España?

 

Actualmente en España no existe una normativa específica en torno al uso de las cámaras en el coche o dashcams.

Sin embargo, pueden darnos problemas dependiendo de la localización de las cámaras y el tipo de grabación que se esté realizando desde el coche. Pudiendo entenderse como un délito en contra de la privacidad de los usuarios.         

Según la DGT, si es posible llevar una cámara dentro del coche y será sancionable dependiendo del uso y planos que se hagan con la cámara.

Las imágenes recogidas, según la Agencia Española de Protección de datos, en el caso que se filmen caras o vehículos fácilmente identificables y se divulga dicho contenido pueden ser motivo de delito, aunque en el caso de que estas grabaciones sean para uso doméstico no habría ningún problema.

 

¿Cuándo es ilegal llevar una cámara en el coche?

 

Esta pregunta se puede ejemplificar de manera muy sencilla con una sentencia de 1.500€ a un conductor de Toledo que instaló una cámara de grabación en la parte trasera de su coche, enfocando a la calzada y divulgó dicho contenido.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) entendió que se trataba de una vulnerabilidad de los derechos de privacidad de los viandantes.

Otro motivo de sanción en torno a las dashcams es su manipulación durante la conducción, la sanción se asemejaría al del uso de un teléfono móvil y será sancionado como se estipula en la nueva normativa DGT para 2021.

Obviamente estas cámaras no pueden dificultar la visión del conductor y puede ser también motivo de sanción si reduce el campo de visión durante la circulación, implicando una multa económica de al menos 100€.

 

¿Se pueden usar estas grabaciones en un juicio?

 

En general no se suelen aceptar como pruebas en un juicio oficial, pero pueden ser beneficiosas en algunos casos como tratos con aseguradoras o partes amistosos.

Por tanto, puede ser interesante tener en cuenta este tipo de tecnologías para nuestro vehículo, pero no siempre las podremos usar en un juicio como prueba gráfica de un delito o intento de fraude.

 

Resumen: ¿Se pueden usar las dashcams en España?

 

En conclusión, en España no es ilegal grabar nuestros viajes por carretera con fines de entretenimiento.

El problema viene si divulgamos estos vídeos en el que aparezcan personas o coches fácilmente identificables.

La ley nos deja libertad en cuanto a su uso pero con algunas limitaciones que deberemos prestar especial atención si no queremos ser sancionados.

La decisión de llevar o no una cámara en nuestro coche ahora estará en las manos de cada conductor.

En los próximos años tendremos que analizar si esta nueva tendencia cuaja en España y se realiza una normativa específica que regule este tipo de grabaciones, de momento está todo por legislar.

 

Atención telefónica:
91 060 52 22
Lu a Sa: de 9:00 a 20:30h.
Do: de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:30h.